El Gobierno enmarca en la “normalidad” el relevo en la presidencia de Indra pese al desplome en bolsa

Sede de Indra

Sede Indra

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha querido quitar hierro hoy a la marcha del presidente de Indra, Fernando Abril-Martorell, a instancias del SEPI. Este relevo en la presidencia ha sido acogido por el mercado con un desplome en la acción de la compañía.

En relación a los consejos de administración, nombramientos de directivos, “En este caso de Indra, estaba próximo a finalizar su tiempo como consejero”, ha explicado Montero durante su comparecencia tras la reunión del Consejo de Ministros. Su mandato “caducaba”, ha explicado, por lo que ha pedido considerar este relevo “en condiciones de normalidad” y “sin lecturas políticas”.

El viernes pasado saltaba la sorpresa tras conocerse que el Gobierno había forzado la marcha de Fernando Abril-Martorell como presidente ejecutivo de Indra a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), principal accionista del grupo tecnológico con un 18%.

A Abril-Martorell le vencía el mandato este año, después de haber estado al frente de la compañía desde 2015, y el Ejecutivo ha decidido dar un giro de volante en la gestión de Indra. Se espera que le sustituya en el cargo Marc Murtra, ingeniero industrial y patrono de la Fundación La Caixa, que fue también jefe de gabinete del exministro de Industria Joan Clos hace catorce años.

Este volantazo no ha sentado demasiado bien al mercado, sin embargo. Entre el viernes y el lunes las acciones de Indra se desplomaron un 12%, y hoy martes seguían sin levantar cabeza si bien al menos conseguían frenar la sangría: el valor retrocedía a media sesión un ligero 0,07% hasta marcar 7,16 euros.

En el acumulado del año, Indra sube todavía un 2,5%, con la capitalización bursátil en el entorno de los 1.264 millones de euros.