El Gobierno enfría la posibilidad de una subida del salario mínimo este año

La ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero, durante su comparecencia en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros celebrado en Moncloa, Madrid (España), a 30 de junio de 2020

La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero. Autor: EUROPA PRESS/E. Parra. POOL

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha reiterado hoy el “compromiso” del Ejecutivo de que el salario mínimo interprofesional (SMI) se eleve hasta el 60% del salario medio para el final de la legislatura. No obstante, en esta senda podría no incluirse una subida este año, con el objetivo de que no impacte en la recuperación de empleo tras la pandemia.

En una comparecencia en La Moncloa tras la reunión del Consejo de Ministros, Montero ha aclarado que esta misma semana el Gobierno recibirá las recomendaciones del Comité de Expertos, y a partir de ese momento se establecerá “la senda” para alcanzar el objetivo de que el SMI suponga un 60% del sueldo medio en España al final de la legislatura.

“Una vez que tengamos esas cantidades de referencia para conocer cómo tiene que evolucionar ese SMI a lo largo de estos tres años tendremos la capacidad de enfrentarlo al diálogo social para que en ese marco se pueda llegar al acuerdo de cómo distribuir el peso de ese compromiso en esos ejercicios presupuestarios”, ha explicado la portavoz.

“Es evidente que el Gobierno va a cumplir con el compromiso de alcanzar el objetivo que tenía respecto al SMI”, ha continuado Montero, que ha señalado que “lo que vamos a discutir es cómo lo distribuimos entre el año 22, el año 23 o si incorporamos el año 21”.

En ese sentido, la portavoz del Gobierno ha apuntado que si bien “es importante llegar al compromiso” del 60%, “también es muy importante que sea compatible con la generación de empleo”. El objetivo no es solo que España llegue a cifras pre-pandemia sino “recuperar las expectativas de crecimiento de ocupación” anteriores a la crisis. “Tenemos que equilibrar esa mejora del poder adquisitivo, pero garantizando que ello no va a ser a costa de pérdida de trabajo o de empleos”, ha zanjado.

Las valoraciones de Montero se producen después de que CCOO y UGT hayan instado hoy mismo al Gobierno a abrir la mesa del diálogo social para negociar la subida del salario mínimo. El incremento del SMI genera un “efecto positivo sobre el empleo a medio plazo”, ya que la mejora del poder de compra de los perceptores del salario mínimo se traslada en gran parte al consumo y esto produce un aumento de la demanda.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA