El Gobierno destina más fondos al ‘bono joven’ cultural que a la ayuda al alquiler

María Jesús Montero

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. Autor: Pool Moncloa/Borja Puig de la Bellacasa

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los Presupuestos Generales del Estado de 2022 serán la “mayor apuesta por los jóvenes” y servirán para “mejorar las oportunidades de presente y futuro de las nuevas generaciones”. Así lo ha asegurado al menos la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que ha presentado hoy algunas de las medidas estrellas del Gobierno para este colectivo, entre ellas el ‘bono joven cultural’ y el ‘bono de vivienda’.

De estas dos ayudas destinadas a los jóvenes, la dotación más elevada de los Presupuestos será el ‘bono joven cultural’ con una dotación de 210 millones de euros, mientras que el ‘bono de vivienda’ para la emancipación tendrá una dotación ligeramente inferior, de 200 millones.

El bono joven, cuya reglamentación se irá conociendo en las próximas semanas, según ha señalado Montero, se concretará en una ayuda de 400 euros a los jóvenes que cumplan 18 años, y supondrá un coste para las arcas del Estado de 210 millones de euros. Servirá también para dar impulso a “la industria cultural, que ha sido una de las grandes castigadas de la pandemia y que en anteriores Ejecutivos había estado especialmente constreñida”.

Preguntada sobre la exclusión de espectáculos como los toros de esta ayuda, la ministra ha explicado que se trata de “priorizar cuáles son los sectores que queremos ayudar”. “Es por ello que el sector de la tauromaquia se queda fuera del bono, con independencia de que es un elemento cultural recogido en diferentes legislaciones”, ha explicado, sin aclarar si las plataformas de streaming entrarán en lista finalmente.

La otra medida estrella, que fue anticipada ayer, es el ‘bono de vivienda’ para ayudas al alquiler. Esta ayuda se concretará en un bono de 250 euros al mes durante un máximo de dos años para jóvenes de entre 18 y 35 años que cuenten con ingresos y rentas del trabajo que no superen los 23.725,8 euros al mes (tres veces el IPREM), y su dotación presupuestaria ascenderá a 200 millones de euros.

El Gobierno señalaba ayer que entre 40.000 y 50.000 jóvenes se beneficiarán de estas ayudas, si bien algunos medios calculan que hasta 600.000 españoles en esa franja de edad viven en alquiler. “Va dirigida a jóvenes que estén en un dintel de salarios del Iprem vulnerable”, ha explicado la titular de Hacienda.

Montero ha valorado además que la ayuda al alquiler vendrá acompañada de otras medidas como la limitación de precios que incluye la nueva Ley de vivienda, para evitar “efectos indirectos” que dificulten aún más la emancipación.

No obstante, la apuesta d los Presupuestos por los jóvenes parece concretarse en el sistema de becas, al que se destinarán 2.199 millones de euros. Estos fondos están dirigidos a aumentar “la igualdad de oportunidades y permitir que el ascensor social, la Educación, haga que muchas familias puedan elevar su estatus”. Entre ellas se encuentran las becas a los aspirantes a jueces, letrados de la Administración, fiscales y abogados del Estado.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA