Atrapados en la AP-6

El director de la DGT no asume ningún error y reparte culpas entre conductores, la concesionaria y el mal tiempo

Gregorio Serrano reconoce que no estaba en Madrid en plena operación retorno

Gregorio Serrano, director de la Dirección General de Tráfico (DGT)

El director de la Dirección General de Tráfico (DGT), Gregorio Serrano, ha matizado hoy sus palabras del fin de semana y ha asegurado que la imprudencia de los conductores no fue la única causa del colapso circulatorio en la AP-6 durante el temporal de nieve del pasado fin de semana.

“Las causas fueron varias y múltiples, entre ellas la avalancha de vehículos por la operación retorno de las Navidades, la excepcional nevada y entre muchas causas que muchos conductores quizá no habían tomado las precauciones adecuadas (…) no quise decir que sea culpa exclusiva de los conductores, porque cuando vivimos un suceso como el de la AP-6 las causas son varias”, ha explicado Serrano en declaraciones en la cadena de radio Onda Cero.

Serrano salía así al paso de las críticas por sus declaraciones del fin de semana, en las que culpó de lo sucedido a los conductores. Serrano dijo que todos los paneles de información en carreteras avisaban desde el viernes del temporal, por lo que «se conocía con antelación y perfectamente la nevada que iba a caer». «Ha habido conductores que no se han enterado o han tomado decisiones inapropiadas”, dijo el responsable de Tráfico.

No obstante, Serrano ha insistido en que “el domingo no era laborable; si había previsión de nevada importante en la zona y con la caída de la noche inmediata se debía haber pospuesto el regreso».

El director de la DGT ha pedido “disculpas” en nombre de «todos los que hemos podido fallar» y se ha comprometido a «tomar nota» para que no vuelva a ocurrir. Serrano ha dicho que situaciones como esta se dan «en la Europa continental”.

El director de la DGT ha insistido también en que la responsabilidad del mantenimiento de la vía recae en la empresa concesionaria de la autopista de peaje.

Además, Gregorio Serrano ha reconocido en la Cadena SER que no se encontraba en Madrid en plena operación retorno, que se esperaba complicada por una tormenta prevista.

El director de Tráfico dice que la AP6 se convirtió en una ratonera por múltiples causas, pero no ha reconocido ningún error en la gestión del Gobierno. Por el contrario, ha repartido culpas entre los conductores, la concesionaria de la autopista y los caprichos de la meteorología.

En esta línea de no asumir culpas, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha anunciado la apertura de un expediente informativo a la concesionaria Iberpistas, mientras que el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, reunirá este lunes al Comité Estatal de Coordinación para analizar las actuaciones llevadas a cabo por parte de los organismos y empresas implicados.

Más información