El crecimiento de la actividad privada de España se frenó a mínimos desde abril por ómicron, según PMI

Terraza de un bar vacía en Salamanca, Castilla y León

Terraza de un bar vacía en Salamanca, Castilla y León. Autor: Manuel Ángel Laya - Europa Press

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

El ritmo de expansión de la actividad del sector privado de España se desaceleró en diciembre de forma notable como consecuencia del menor crecimiento del sector servicios a raíz del impacto de la incertidumbre relacionada con la nueva variante ómicron, según refleja el índice compuesto de gestores de compra (PMI), que bajó a 55,4 puntos desde los 58,3 del mes anterior, su peor lectura desde el mes de abril.

En el caso del sector servicios, el índice PMI retrocedió en diciembre hasta los 55,8 puntos, frente a los 59,8 del mes de noviembre, mientras que en el sector manufacturero el dato de crecimiento se frenó a 56,2 puntos desde los 57,1 del mes anterior.

En el mes de diciembre, el incremento de las ventas se ralentizó, permitiendo a las empresas poner al día sus cargas de trabajo, a lo que también contribuyó la contratación de más personal. De este modo, el empleo creció por noveno mes consecutivo, aunque lo hizo al ritmo más débil desde septiembre.

Asimismo, las empresas indicaron que el aumento de la demanda de mano de obra provocó cierta presión al alza en los salarios a finales de año, impulsando un incremento importante en los costes operativos que las empresas continuaron repercutiendo a los clientes a través de un incremento de sus tarifas cobradas.

«La economía del sector servicios de España ha mantenido su reciente período de crecimiento hasta finales de año, aunque los últimos datos e informes de las empresas encuestadas sugieren que están surgiendo nuevas

incertidumbres en el sector de cara al nuevo año», advirtió Paul Smith, economista de IHS Markit, en referencia al impacto de ómicron.

«Dicha inquietud se observó con mayor frecuencia entre las empresas de servicios de restauración y ocio, puesto que, dada la importancia del período festivo para estas empresas en términos de ventas e ingresos, significa que las últimas novedades respecto al virus no podrían haber llegado en peor momento», añadió.