El Congreso pide al Gobierno, sin el apoyo de PP, VOX y Cs, que las TV autonómicas puedan verse en toda España

Informativo televisión
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Pleno del Congreso ha aprobado este jueves, con el rechazo de PP, VOX y Ciudadanos, una iniciativa presentada por Compromís para que el Gobierno «tome las medidas necesarias para hacer efectiva la reciprocidad de todas las cadenas de televisión públicas en el conjunto del Estado» y rinda cuentas «en un máximo de seis meses desde la toma en consideración de dicho acuerdo».

La iniciativa, que ha sido transaccionada con Unidas Podemos y PSOE, ha sido sometida a votación este jueves y ha salido adelante con 182 votos a favor, 153 votos en contra y las 15 abstenciones de ERC. Al texto también se había presentado una enmienda de ERC que, finalmente, ha sido rechazada.

En su defensa de la iniciativa, el portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, argumentaba que de los 50 canales de televisión que recibe en la Comunidad Valenciana «sólo dos» hablan «íntegramente» en su lengua, el valenciano.

«De hecho, mi nieto ve los dibujos animados prácticamente todos en castellano», ha subrayado Baldoví, para después pedir al Gobierno que «tome las medidas necesarias» para sea posible la reciprocidad de todas las cadenas. «Vivo en una comunidad autónoma con cinco comunidades limítrofes, Murcia, Castilla-La Mancha, Aragón, Cataluña y, por el mar, Illes Balears. Pero quiero tener la posibilidad de ver las televisiones andaluza, canaria, gallega o la vasca», ha apostillado.

Asimismo, el parlamentario ha explicado que quienes viven fuera de su comunidad y quieren ver su televisión apretando el botón del mando a distancia «o bien tienen que pagar una plataforma o bien tienen que tener una conexión internet». «Hay mucha gente aún en el Estado que no tiene facilidad de tener una conexión a Internet, así que creo que es lógico que la gente pueda ver la información de proximidad de la comunidad donde nació», ha añadido.

Por otro lado, Joan Baldoví ha apuntado que esta iniciativa tiene «otras consideraciones útiles» porque permitiría a los ciudadanos conocer la realidad de otros territorios vecinos y conocer otras lenguas. «Esta es una propuesta razonable, justa y recomendable, avalada por todas las leyes y por todos los tratados», ha recalcado.

En el turno de presentación de enmiendas, la diputada de ERC Marta Rosique ha afirmado que al leer el texto se ha «sorprendido» porque esperaba que pidiera la reciprocidad «de los medios de comunicación audiovisual de un mismo dominio lingüístico», en concreto, en catalán, «porque uno de los retos» para conseguir la pervivencia del catalán «es su uso en el ámbito privado».

Rosique ha aprovechado esta intervención para recalcar que es «importante» la coordinación «para impedir que la Ley Audiovisual estatal ponga obstáculos a la lengua catalana en el sector audiovisual». «La reciprocidad de los medios de comunicación audiovisual en catalán puede ser una realidad si hay una voluntad política. No es una cuestión técnica lo que ustedes plantean. Esta proposición no de ley se puede promover ya en plataformas digitales, pero la urgencia está en conseguir que el uso del catalán en el ámbito privado sea una realidad y cada vez sea mayor», ha zanjado.

Desde Unidas Podemos, la diputada Marisa Saavedra ha dicho que «el PP siempre ha socavado el aprecio, el conocimiento y el uso del valenciano». «En 2011 el PP, tras una persistente persecución judicial y económica, consiguió que nuestras comarcas dejáramos de recibir las emisiones de la radiotelevisión catalana», ha subrayado, para después defender la pertinencia de esta iniciativa.

EL PSOE SE PREGUNTA «QUIÉN NO PUEDE ESTAR DE ACUERDO»

La diputada del PSOE Tamara Raya se ha preguntado «quién no puede estar de acuerdo» con la iniciativa, pero ha recordado que «el marco jurídico actual permite llevar a cabo la emisión del servicio público audiovisual por ondas hertzianas terrestres de una comunidad o ciudad autónoma con otra y limítrofe.

«Ahora bien, esta garantía de reciprocidad también exige que se respeten la planificación del espectro radioeléctrico y se eviten las interferencias técnicas a otros prestadores», ha apostillado, al tiempo que ha agregado que en la actualidad no existe disponibilidad de espectro audiovisual al ya concedido a dichos servicios.

Ya en el turno de portavoces, tanto el diputado de la CUP Albert Botran como la portavoz de EH-Bildu, Mertxe Aizpurua, han adelantado su apoyo a la iniciativa. En concreto, Botran ha asegurado que «de forma política» se ha troceado el espacio lingüístico catalán para favorecer el castellano que «tiene hegemonía en la televisión, la radio, la prensa, las plataformas, el cine». «Aún así van con el discurso de que están perseguidos», ha declarado, para después mantener que «esto lo empezó el PP con el cierre de los repetidores de TV3 en el País Valencià».

Para la parlamentaria de EH-Bildu, la iniciativa contienen un «planteamiento totalmente razonable». Así, ha dicho que es paradójico que «en estos momentos se puede acceder a la programación televisiva de lugares remotos del mundo» a través de plataformas de pago y «sin embargo, las personas del Estado español que quieren ver la programación en otra lengua cooficial del Estado elaborada y programada por las televisiones autonómicas, es decir, públicas, no pueden hacerlo si no es a través de plataformas de pago».

Respecto al anteproyecto de Ley Audiovisual, ha insistido en que va «en contra de lo que reclama el sector audiovisual vasco, que reclama fijar porcentajes obligatorios, una protección especial y garantías concretas para salvaguardar el euskera en el sector audiovisual» también el catalán y el gallego.

Por su parte, el diputado del PNV Joseba Agirretxea considera «loable» el objetivo de la iniciativa, pero ha criticado que no se especifiquen los aspectos técnicos y económica por lo que cree que debería estudiarse «en profundidad cuál es la mejor fórmula para llevar a cabo lo que se propone». «No es nuestra prioridad, pero no nos parece mal», ha concluido.

La diputada del Grupo Parlamentario Ciudadanos María Muñoz Vidal se ha dirigido a Baldoví para asegurar que durante su intervención, le ha hecho cambiar el sentido del voto «hasta en dos ocasiones» porque «le veía ratos como un liberal y a ratos como un nacionalista».

«El verdadero objetivo de Compromís y de los partidos que van a votar a favor de esta iniciativa es seguir regando de dinero público las televisiones autonómicas, unas televisiones que generan división entre los españoles, que generan despilfarro y además una duplicidad con Televisión Española», ha afirmado el diputado de VOX, Manuel Mariscal.

Por parte del PP, Macarena Montesinos ha insistido en la idea de que la normativa estatal ya permite la reciprocidad de todas las cadenas de televisión públicas autonómicas en el conjunto del Estado. «Por mucho que pretendan disfrazar la iniciativa, sólo tiene un objetivo para Compromís y es la expansión colonialista –Sí, señor, Baldoví– del soberanismo catalán a quién sirve realmente usted y su partido. Y en esa estrategia no nos van a encontrar jamás», ha enfatizado.

«Voy a votar en contra de esta iniciativa porque lo que está en peligro hoy, como secuela de la legislación promovida por el Gobierno de coalición y apoyada por sus socios independentistas, es el uso del castellano, lengua común de todos los españoles», ha finalizado el diputado de Foro Asturias, Isidro Martínez Oblanca.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA