El chalé y la consulta afloran las diferencias internas de Podemos

Pablo Iglesias, secretario general de Podemos
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y la portavoz parlamentaria de la formación morada en el Congreso, Irene Montero, dejarán sus cargos si pierden la consulta interna que se celebrará entre este martes y el domingo. Una suerte de plebiscito que no cuenta con el visto bueno de parte de la organización.

Si fuera por quienes se han pronunciado abiertamente en defensa de la consulta – y de la compra del chalé de 600.000 euros –, la conclusión es que solamente los más próximos a Iglesias y Montero (el pablismo) defienden la decisión de los líderes de poner sus puestos a disposición de la militancia.

El secretario de organización, Pablo Echenique, el secretario general de Podemos en Madrid, Ramón Espinar, la diputada Ione Belarra o una de las personas de más confianza de Espinar en la comunidad, Fran Sotomayor. Ellos son algunos de los que han mostrado su apoyo a Iglesias y Montero.

Los relacionados con el errejonismo, por su parte, han optado por guardar silencio. Una actitud que no esconde su decepción por la decisión tomada. Públicamente insisten en que la compra de la casa son decisiones personales, aunque internamente – algunos de ellos – consideren que es un error. Trasladar esta compra a una consulta plebiscitaria no ha hecho más que molestar a la mayoría de esta corriente interna.

El diputado de Podemos en la Asamblea de Madrid, Pablo Padilla, ubicado en la órbita errejonista del partido, ha sido de los pocos – de este sector – que ha compartido su opinión en Twitter.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, considera “desmesurada” (La Sexta Noche) la consulta y admite que ella nunca compraría una casa como la que han adquirido Iglesias y Montero. No obstante, considera que el hecho de poner el cargo a disposición de la militancia es un “gesto generoso y valiente».

Quienes sí que se han mostrado más contundentes han sido los Anticapitalistas. La tercera corriente interna de Podemos ha reflejado públicamente su contrariedad a la decisión tomada por la Dirección morada. Tanto la consulta como la compra del chalé han provocado las reticencias públicas de un sector importante de Podemos.

El alcalde de Cádiz, José María González, la portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid, Lorena Ruíz Huerta, el diputado de esa misma cámara, Isidro López, o Podemos Navarra y Podemos Andalucía.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA