El bitcoin suspende en sostenibilidad: a día de hoy ya emite tanto CO2 como Grecia

Bitcoin

Bitcoin

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La continua subida del bitcoin ha convertido a la popular criptomoneda en una de las inversiones de moda en los últimos meses. Sin embargo, cada vez son más las voces que apuntan a la dudosa sostenibilidad de esta inversión, especialmente en términos medioambientales.

Los analistas de Bank of America Global Research destacan en un informe que si se analiza el bitcoin desde una óptica ESG, es decir, medioambiental, social y de gobernanza, “suspende” en la primera y es “mixta” en los otros dos criterios. “Su puntuación medioambiental es pobre”, destacan los expertos.

“La red emite hoy unas 60 millones de toneladas de CO2, lo mismo que Grecia. Además, una nueva entrada de 1.000 millones de dólares en bitcoin podría provocar un aumento de CO2 equivalente al de 1,2 millones de coches con motores de combustión”. “Dado que el meollo de la energía se encuentra hoy en día principalmente en Xinjiang, un vínculo entre los precios, la demanda de energía y el CO2 significa que el bitcoin está ligado al carbón chino”.

De hecho, los analistas del banco de inversión estadounidense avisan de que “si los precios suben a 1 millón de dólares, el bitcoin puede convertirse en el quinto mayor emisor del mundo, superando a Japón”.

Mientras la ‘E’ de medioambiental supone un suspenso para la criptomoneda, en la ‘S’ y la ‘G’, las cuestiones sociales y de gobernanza, la situación es algo mejor. “La democratización del dinero y el anonimato de la propiedad pueden ser positivos, ya que son útiles en territorios con sistemas financieros corruptos y reducen los costes al eliminar los intermediarios”, apunta BofA.

Sin embargo, pare estos expertos, “los aspectos negativos pesan más”. “El anonimato favorece las actividades nefastas. Reprisk, un rastreador de ESG, descubrió que 181 empresas se enfrentaban a riesgos relacionados con el bitcoin en torno al blanqueo de dinero, la corrupción, el soborno, el fraude y la violación de la privacidad de los datos”, señalan.

Los bancos centrales contra el bitcoin

Por otro lado BofA Global Research considera que las monedas digitales en las que están trabajando algunos bancos centrales serían “kryptonita” para el bitcoin.

“Creemos que es probable que difieran tecnológicamente de las criptomonedas y están en parte motivadas por el deseo de los bancos centrales de defender su territorio de las criptomonedas y activos similares”, defienden los autores. La ventaja de este tipo de dinero frente al bitcoin es que, al estar respaldado por una divisa y una institución, no experimenta la volatilidad en el precio que sí afecta al bitcoin.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA