El BdE dice que las medidas de apoyo en sistemas bancarios relevantes para España acabarán pronto

Banco de España

Banco de España. Autor: Jaime Pozas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Banco de España ha constatado que la mayoría de medidas dirigidas a mitigar el impacto de la crisis del coronavirus en las economías y sistemas financieros de los países de fuera de la Unión Europea con relevancia material para la banca española están próximas a finalizar.

Así lo ha indicado en una nota en la que describe las medidas de apoyo al sistema financiero implantadas en los países con relevancia material para la banca española, como son Reino Unido, Estados Unidos, México, Brasil, Turquía, Chile, Perú y Colombia.

Las principales economías del mundo aprobaron medidas financieras y regulatorias tras la irrupción de la pandemia para limitar el impacto de la crisis sanitaria en el conjunto de la economía y en sus respectivos sistemas financieros.

El artículo del Banco de España hace un repaso de las medidas que han llevado a cabo estos países tanto para apoyar a los sectores más vulnerables afectados por la pandemia (moratorias de préstamos a hogares, empresas y otras entidades) como las orientadas a incentivar la concesión de créditos y a apoyar al sistema financiero.

Según recoge el documento, el primer grupo de medidas ha expirado ya en la gran mayoría de los países analizados, mientras que algunas acciones tomadas para la relajación temporal de los requerimientos de solvencia y liquidez exigibles en condiciones normales aún se encuentran en vigor.

No obstante, el Banco de España espera que estas medidas finalicen próximamente, como es el caso de la reducción de los requerimientos en los colchones contracíclicos o el retraso en el calendario de aplicación de normas contables o prudenciales.

En cuanto a las moratorias y reestructuraciones, las entidades financieras de todos los países con relevancia material para el sistema bancario español establecieron medidas dirigidas a facilitar el pago de las cuotas a los prestatarios afectados por la pandemia.

Según recoge el artículo del Banco de España, la mayoría ya no están en vigor. En los países en los que continúan vigentes, como Perú y Estados Unidos, se prevé que la mayoría termine al final de 2021.

Por otro lado, todos los países, excepto Estados Unidos, mantienen en vigor al menos uno de los programas públicos de garantías para apoyar la concesión del crédito (los homólogos a la línea de avales ICO-Covid en España). Eso sí, también la mayoría finalizará a finales de este año.

Hasta diciembre de 2021 continuarán los programas de Reino Unido, Brasil, Chile, Perú y Colombia, mientras que el de Turquía no tiene fecha de finalización, puesto que se trata de un programa que ya existía antes de la pandemia y para el que se incrementó la dotación.

Finalmente, el artículo del Banco de España incide en las medidas de apoyo a las entidades financieras que se han llevado a cabo en los países con relevancia material para la banca española.

Según recuerda, a lo largo de este año se han ido levantando las limitaciones a la distribución de dividendos y a la retribución variable que se impusieron en 2020, mientras que la relajación de los requerimientos de capital se mantendrá vigente en algunos países hasta 2022.

Además, han expirado las flexibilizaciones temporales sobre las ratios de liquidez y se ha reanudado la actividad supervisora con normalidad, una vez pasados los meses de peor evolución epidemiológica.

Por su parte, el tratamiento preferente de las exposiciones crediticias concedidas a determinados sectores o contraídas bajo programas de apoyo al crédito se mantendrá, con carácter general, hasta que se produzca el vencimiento de dichos préstamos.