El BCE triplica las compras de bonos a la espera de que los Gobiernos lleguen a un acuerdo

La presidenta del BCE, Christine Lagarde
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Eurogrupo afronta este martes una segundo ‘round’ para intentar llegar a un acuerdo sobre medidas que ayuden a impulsar la economía una vez quede atrás la emergencia sanitaria. Pero mientras Norte y Sur enconan su enfrentamiento, el Banco Central Europeo (BCE) se ha convertido en el principal sostén de las finanzas públicas, prácticamente triplicando el volumen de compras de bonos.

Fueron pronunciadas hace menos de un mes, pero las polémicas palabras de Christine Lagarde asegurando que la tarea del BCE no es la de cerrar spreads bien parecen ya del siglo pasado. Desde mediados de marzo, la institución ha puesto toda la carne en el asador acelerando las compras de bonos, y centrándose especialmente en la deuda soberana, sobre la que recaerá en buena medida la responsabilidad de reactivar la economía del Viejo Continente.

Las cifras mensuales de las compras de activos netos del Eurosistema mostraron que el banco central aumentó significativamente sus compras en marzo, hasta una cifra de 51.000 millones de euros que se comparan con los 24.000 millones de febrero. Además, el BCE también desembolsó otros 15.000 millones en el marco del programa de emergencia (PEPP), con lo que las compras de activos netos totales ascendieron a 66.000 millones de euros en marzo.

“El aumento de las compras no fue una sorpresa, dado que el BCE anunció una dotación adicional de 120.000 millones de euros el 12 de marzo”, señalan los analistas de ABN Amro en un informe. “Sin embargo, si se hubiera distribuido normalmente, habría elevado las compras netas mensuales en el marco del PEPP a unos 30.000 o 35.000 millones de euros”, lo que lleva a los expertos del banco holandés a concluir que el banco central “ha adelantado claramente las compras”.

Además, el desglose por programa mostró que la cuota del PSPP (el programa de compra de deuda pública) aumentó al 73% en marzo, desde el 60% en lo que va de año. Esto se produjo a expensas de los programas CSPP (deuda corporativa) y CBPP (cédulas hipotecarias), aunque en cuanto al volumen sus compras aumentaron en marzo. “La distribución anticipada así como el aumento de la participación del PSPP sugiere que el banco central reaccionó con fuerza al aumento de los tipos de interés así como a la ampliación de los diferenciales entre países (frente a Alemania) el mes pasado”, apuntan estos analistas.

Los últimos datos semanales pintan no obstante un cambio de estrategia del BCE: así, la participación de las compras de bonos soberanos se redujo al 27%, desde el 85% de la semana anterior, mientras que los bonos corporativos acumularon un 49% de las compras. “Esto podría ser una señal tentativa de que el banco central utilizará el PEPP principalmente para las compras de bonos del Estado, dado que las compras de PEPP no se incluirán en los cálculos del límite de emisión”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish