El BCE aflojó sus compras… y las primas de riesgo de Italia y España vuelven a dispararse

La presidenta del BCE, Christine Lagarde
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

En los últimos días, las primas de riesgo de los países denominados periféricos –como España o Italia- han vuelto a subir con fuerza, causando de nuevo cierta inquietud en el mercado. La explicación bien podría ser que el Banco Central Europeo (BCE) ha aflojado el pie del acelerador en su programa de compra de activos. Algunos expertos consideran que la institución que preside Christine Lagarde deberá aumentar sus programas tan pronto como a finales de este mes.

Las cifras semanales de las compras de activos netos del Eurosistema en el programa de emergencia (PEPP) así como en el programa de compras de activos (APP) -incluyendo el extra de 120.000 millones de euros- mostraron que el banco central compró 21.000 millones de euros en títulos la semana pasada. Esta cifra se redujo “drásticamente” desde los 37.000 y 34.000 millones de euros de las dos semanas anteriores, respectivamente, señala Joost Beaumont, analista de ABN Amro, en un informe.

Según el experto del banco holandés, la desaceleración se debió en gran medida al APP (apenas 547 millones de euros frente a 16.000 millones la semana anterior), ya que el ritmo de compras en el marco del PEPP fue de 20.000 millones de euros la semana pasada, lo que está en línea con el de la semana anterior.

Un desglose de las compras de APP mostró que las cédulas hipotecarias (1.500 millones de euros) y los bonos empresariales (1.400 millones de euros) fueron los principales impulsores de las compras netas, y los saldos pendientes del PSPP [el programa de deuda pública] y el ABSPP [activos con garantías] en realidad disminuyeron. “Esto refleja que el banco central no pudo reinvertir completamente los vencimientos principales la semana pasada en estos programas, lo que también sugiere que tuvo que reinvertir grandes cantidades”, señala Beaumont.

El experto de ABN considera que, “en general, el panorama sigue siendo que la ‘fragmentación’ (o aumento de los diferenciales entre países) ha seguido aumentando, a pesar de que el Eurosistema ha incrementado significativamente su presencia en el mercado”. En los últimos días, la prima de riesgo española ha vuelto a superar los 150 puntos por primera vez en cuatro años, con el bono ofreciendo una rentabilidad otra vez superior al 1%. La situación más grave es la de Italia, cuyo diferencial con Alemania vuelve a situarse en el entorno de los 250 puntos.

Sobre Italia pesan además las amenazas de recorte de las agencias de rating, que podrían situar a corto plazo a la deuda del país en la categoría de bono basura.

Los expertos de ABN Amro esperan que “el BCE aumente el tamaño del PEPP en 500.000 millones de euros a finales de este mes, lo que también estaría en línea con las recientes sugerencias de los miembros del Comité Ejecutivo del BCE”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish