El Banco de España se prepara para un aumento de las reclamaciones sobre hipotecas

Banco de Espana
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Banco de España ha abierto un proceso para contratar un servicio de apoyo en la gestión de reclamaciones sobre cualquier incidencia relacionada con préstamos hipotecarios suscritos entre los usuarios de servicios bancarios y las entidades supervisadas por el Departamento de Conducta de Mercado y Reclamaciones del organismo supervisor.

Según publica Europa Press, que se hace eco de la Plataforma de Contratación del Sector Público, el inicio del contrato está fechado el 1 de enero de 2020 y su duración inicial será de dos años, aunque podría prorrogarse de manera expresa por periodos sucesivos de un año hasta el límite total de cinco años. El presupuesto base de licitación, correspondiente al importe máximo que se estima para el periodo inicial de vigencia de dos años, es de dos millones de euros, e incluyéndose las eventuales prórrogas el valor estimado máximo es de cinco millones de euros.

El Banco de España justifica la necesidad de la licitación por la falta de medios de que dispone para gestionar el volumen de reclamaciones y que impide que se puedan cumplir los plazos establecidos por la normativa para su resolución.

El organismo contrató en 2014 a Deloitte para que prestase sus servicios de apoyo para este fin. Dado que el contrato vencerá el próximo 31 de diciembre, el Banco de España necesita realizar uno nuevo. El plazo de presentación de ofertas se extiende hasta el 11 de noviembre. Según la Memoria de 2018, el pasado año se registraron 10.645 reclamaciones relacionadas con hipotecas, y los datos provisionales para 2019 al cierre de agosto apuntan a unas 3.100 reclamaciones.

El pliego de prescripciones técnicas recoge que actualmente hay 773 expedientes en tramitación y estima que en 2020 se abrirán unos 16.400 más, una cifra que se situaría claramente por encima de la que se registrará este año. El diario Expansión, que adelantó la información, señala que el Banco de España ha realizado una estimación conservadora debido al impacto potencial de asuntos pendientes de resolución en los tribunales, como el IRPH o las hipotecas multidivisa, y que la previsión de 16.400 nuevos expedientes en 2020 responde a una media de las reclamaciones hipotecarias tramitadas en los últimos cinco años.