El ahorro de las familias vuelve a tasas negativas y se queda en el -4,2% de sus rentas

Hucha
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La tasa de ahorro de las familias volvió a terreno negativo en el primer trimestre del año, hasta situarse en el -4,2% de su renta disponible, según los datos publicados esta mañana por el INE. La cifra es similar a la del mismo período del año pasado, sin embargo, en el trimestre anterior, el último de 2017, el ahorro había alcanzado una tasa positiva del 10%.

Según la entidad de estadística, los hogares aumentaron su renta disponible hasta marzo hasta los 168.445 millones de euros un 3,9% más que en los tres primeros meses de 2017, pero su gasto en consumo se situó por encima de esta cantidad, en 175.101 millones, también un 3,9% más, de forma que su ahorro fue negativo. En concreto, el ahorro de las familias se cifra en -7.022 millones de euros, frente a los -6.790 millones del mismo período del ejercicio anterior, aunque la tasa se mantiene.

Si se eliminan los efectos estacionales y de calendario, la tasa de ahorro de los hogares aumenta una décima respecto al trimestre anterior, hasta el 5,0%, explica el INE.

Por otro lado, la inversión de las familias alcanzó en el primer trimestre los 11.311 millones en inversiones, un 8,6% más que en el último trimestre de 2017. De esta forma, y una teniendo en cuenta el saldo de transferencias de capital del sector, los hogares registran una necesidad de financiación de 18.246 millones (frente a los 17.103 millones estimados para el mismo trimestre de 2017), la cifra más elevada en una década.

Capacidad de financiación de la economía española

En el primer trimestre, la economía española registró una capacidad de financiación frente al resto del mundo de 622 millones de euros, lo que representa un 0,2% del PIB de dicho periodo, muy por encima de los 31 millones (0,0% del PIB) de un año antes. Esta mayor capacidad de financiación se debe al crecimiento del saldo de intercambios exteriores de bienes y servicios (3.213 millones de euros, frente a los 2.447 millones del mismo periodo de 2017) y del saldo de transferencias de capital (587 millones, frente a 362 millones en el mismo trimestre del año anterior).

Por el contrario, se estima un saldo de rentas y transferencias corrientes con el resto del mundo de –3.178 millones de euros, frente a los –2.778 millones del primer trimestre de 2017.

Por su parte, la renta nacional bruta alcanzó hasta marzo los 289.112 millones de euros, lo que supone un aumento interanual del 3,9% respecto al mismo trimestre de 2017, gracias a un mayor excedente de explotación de las unidades productivas residentes (aumenta un 3,9% hasta 118.425 millones), así como a una mayor remuneración percibida por los asalariados residentes en la economía (que crece un 3,5% hasta 134.429 millones).

También se incrementa en un 5,4% el montante devengado de impuestos sobre la producción y las importaciones, netos de subvenciones, hasta 36.432 millones. El saldo de rentas de la propiedad (intereses, dividendos, etc.) con el resto del mundo se estima en -174 millones de euros, al igual que en el primer trimestre de 2017.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA