La subasta de CatalunyaCaixa devuelve al primer plano a JC Flowers, eterno candidato para entrar en las cajas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

El nombre de JC Flowers se vincula por enésima vez al sector español de cajas de ahorros, después de que, según La Voz de Galicia, el fondo de inversión estadounidense se haya interesado por la subasta de CatalunyaCaixa. Desde que se inició la crisis, la firma se ha relacionado a través de diferentes rumores con CajaSur, Banca Cívica, Novacaixagalicia y la CAM.

Su primer movimiento se produjo en la intervenida CajaSur, aunque finalmente fue BBK la que se adjudicó la caja cordobesa. Posteriormente, JC Flowers llegó a un acuerdo no vinculante con Banca Cívica para invertir unos 450 millones en el grupo entonces formado por Caja Navarra, Caja Canarias y Caja Burgos. La operación, tras varios rumores y desmentidos, se paralizó tras la incorporación de Cajasol a Banca Cívica, y finalmente no llegó a buen puerto.

En la prensa local gallega se había especulado también con que JC Flowers sería uno de los fondos de inversión estadounidenses interesados en entrar en Novagalicia, pero finalmente José María Castellano sólo logró atraer a empresarios gallegos a su proyecto. También pasó el primer corte durante la subasta de la CAM, pero la entidad fue adjudicada en subasta al Banco Sabadell. Antes de la intervención del Banco de España también sonó como clavo ardiendo al que se habría agarrado la caja para evitar su nacionalización.

J. Christopher Flowers, de 53 años, el hombre que está detrás de la firma de capital riesgo bautizada con su nombre, cuenta con una fortuna de 1.170 millones de euros, según la revista Forbes, ocupando el puesto 321 entre los americanos más ricos, según la revista estadounidense. El magnate inició su carrera en 1979 dentro de Goldman Sachs, y en 1988, con sólo 31 años, se convirtió en el socio más joven del banco de inversión, que abandonó en 1998 para fundar su propia firma.

Desde entonces, se ha especializado en la compra de entidades financieras quebradas. El primer ejemplo, la compra en 2000 al Estado japonés del Shinsei Bank por el que pagó 1.100 millones de dólares. Cuatro años más tarde lo sacó a Bolsa por un precio de 10.000 millones.

No todo han sido éxitos. Entre las operaciones menos afortunadas destaca la compra de un 24,9% del alemán Hypo Real State por 1.500 millones de euros. Posteriormente, el Estado germano nacionalizó la entidad, con lo que el fondo perdió la mayor parte de su inversión.

Junto a JC Flowers, los rumores apuntan a que Deutsche Bank también podría estar interesado en CatalunyaCaixa. También se da por hecho que acudirán a la subasta Santander, Banco Sabadell, Popular y Kutxabank.