La innovación, factor clave para las alimentarias españolas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

A pesar de que sus negocios se basan en productos de primera necesidad, la imparable ganancia en cuota de mercado de las marcas blancas ha obligado a las grandes alimentarias españolas a buscar sus propias recetas contra la crisis. La innovación y diferenciación de sus productos son sus armas.

Las firmas de alimentación cotizadas en el parqué madrileño han hecho gala este miércoles en el 8 Foro MedCap de sus esfuerzos por reinventar sus negocios y hacer productos más ajustados a los gustos y, también, a las carteras de sus clientes finales. En este sentido, la ‘competición’ se centra, según han comentado algunos de sus directivos, en diferenciar sus productos de alta gama de los del resto de productores y conseguir precios lo más ajustados posibles para sus productos más básicos.

En esta línea se enmarcan las apuestas presentadas hoy por algunos de los pesos pesados españoles del sector en el Foro organizado por BME.  Envases de vidrio cada vez menos pesados en Vidrala, la creación de vinos enriquecidos en elementos saludables en Bodegas Riojanas, el crecimiento en acuicultura en Pescanova y el lanzamiento de nuevos productos dentro de la gama más accesible de Campofrío.

Los directivos de estas cuatro cotizadas han destacado que el consumo para alimentación cada vez supone un mayor peso en sus cuentas, dado el descenso de demanda por parte de los hosteleros. Más pescado congelado, embutidos loncheados, vinos de mesa y envases de vidrio más atractivos son las bazas con las que el sector pretende capear su propia crisis.

Una crisis en la que también su vinculación con la marca España tiene mucho que ver, sobre todo en lo que se refiere a su trayectoria bursátil. El sector parece haber perdido sus viejos galones de refugio inversor, como ejemplifica Pescanova. Tal como ha destacado hoy en Madrid su responsable de relaciones con inversores, Joaquín Viña, su beneficio del primer trimestre de 2012 fue un 5,7% superior al del ejercicio precedente y el pescado es el alimento cuya demanda más se ha disparado a escala global en los últimos años. Sin embargo, en lo que va de este ejercicio la firma se ha dejado un 22% de su valor en Bolsa.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA