El Banco de España pide a las cajas que no hagan publicidad de sus ofertas de depósitos

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La penalización que impondrá el Banco de España a las entidades que paguen rentabilidades fuera de mercado no parece impedir que los bancos continúen con la lucha por captar liquidez. Por eso y a la espera de que la medida entre en vigor, el supervisor financiero ha lanzado dos mensajes a las cajas que han acudido al FROB: que no hagan ofertas superiores a sus cinco mayores competidores y que no publiciten sus ofertas en los medios.

Aunque este último punto se suele cumplir. Salvo raras excepciones, los depósitos que ofrecen una rentabilidad a partir del 4,00% no se publicitan, porque esta práctica no ha contado con el beneplácito del Banco de España, especialmente cuando estos productos de ahorro son ofrecidos por entidades que han recibido dinero público.

Pese a ello, hace un mes comenzaron a aflorar distintas y suculentas ofertas de algunas cajas. Bankia, por ejemplo, renovó su Depósito Creciente al 4,49% a 36 meses y CAM llegaba a ofrecer hasta un 4,45%. Un hecho que, según fuentes financieras de la capital de España, habría provocado una nueva llamada al orden del supervisor a los gestores más díscolos.

Las ofertas extraordinariamente agresivas pueden poner en riesgo a las propias entidades si se hacen de forma masiva. Por ello, el Banco de España quiere poner fin de una vez por todas a la guerra del pasivo, después de que sus reiteradas advertencias no hayan conseguido disuadir al sector. El Ministerio de Economía, a propuesta del regulador, prepara un nuevo texto legal que penalizará, mediante una tasa, los sobreprecios ofertados en los depósitos.

En concreto, el proyecto de real decreto determina que los depósitos a plazo fijo a seis o más meses que paguen un tipo anual superior al Euríbor a medio año más 150 puntos básicos deberán aportar el doble de lo que en la actualidad abonan al Fondo de Garantía de Depósitos, que sirve de colchón para cubrir las pérdidas de los depositantes en caso de insolvencias de algunas cajas y bancos. Ahora el Euríbor a seis meses cotiza al 1,62%, por lo que el umbral a partir del cual las entidades financieras tendrían que sufrir la penalización sería en los depósitos con rentabilidades del 3,1% aproximadamente. En los depósitos a tres meses o menos, la referencia será del Euríbor a tres meses. En las cuentas remuneradas el umbral se reduce hasta el Euríbor a un mes más 100 puntos básicos.

Desde hace unos meses, sobre todo a raíz del agravamiento de la crisis de deuda de la zona del euro, que congeló las vías tradicionales de financiación, bancos y cajas se enzarzaron en la denominada guerra del pasivo para mejorar su liquidez.
Los analistas consultados por este diario aplauden el último movimiento del Banco de España. Nuria Álvarez, de Renta 4, considera que “esta medida tiene sentido. Lo que no lo tenía es que las entidades que han recibido ayudas públicas realizasen estas prácticas que añaden aún más presión a sus márgenes”. En este sentido, la experta duda de que las entidades financieras decidan renovar los mejores depósitos que tienen en el mercado y que vencen en breve.

Los analistas esperan que los tipos de interés ofrecidos bajen, pero también porque los mercados han comenzado a normalizarse y las entidades financieras, en general, ya no tienen tantas necesidades de financiación.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA