Los bancos acreedores apartan a Novagalicia del comité para renegociar la deuda de Pescanova

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los bancos acreedores de Pescanova se están organizando para constituir un ‘steering committee’ (comisión organizadora) que contará con entre diez y doce entidades, las que más pasivo acumulan, para renegociar la deuda de la compañía. Ahí estarán el Sabadell, el Popular, La Caixa, Royal Bank of Scotland (RBS) y Deutsche Bank, por ejemplo, pero podría quedarse fuera Novagalicia.

Así al menos lo publica El faro de Vigo, que señala que a pesar de que la entidad gallega tiene atrapados 150 millones de euros, podría quedar excluida del comité por “conflicto de intereses”.

Cuando Caixa Galicia y Caixanova se fusionaron, dando origen a la actual Novagalicia, ambas entidades llegaron a controlar más de un 30% de Pescanova. Porcentaje que, para aliviar sus acuciantes necesidades de liquidez y solvencia, han ido reduciendo paulatinamente desde el mismo año 2010.

Los bancos extranjeros serían los que más estarían presionando para entrar en el comité. Siempre según el diario vigués, BNP, HSBC, EBN, Rabobank, Caixa Geral o KBC están en la cola para entrar en él.

Al mismo tiempo, Pescanova ha convocado para hoy una reunión extraordinaria del consejo de la compañía, después de que varios accionistas lo solicitaran para requerir más información sobre la complicada situación de la empresa, que está inmersa en la reestructuración de su deuda.

La empresa gallega, cuya cotización en Bolsa está suspendida por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), reconoció el martes que detectó discrepancias entre su contabilidad y las cifras de deuda bancaria, por lo que está en un proceso de revisión y conciliación, ya que estas diferencias pueden ser “significativas”.

En concreto, la agencia Europa Press publicaba recientemente que la deuda del grupo alimentario podría superar los 2.000 millones de euros, es decir, unos 500 millones de euros por encima de lo que figura en el pasivo auditado (1.500 millones), correspondientes a operaciones que no están contabilizadas.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA