Los autónomos denuncian el trato de favor a las grandes empresas de transporte

Agencia Tributaria
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las palabras del director general de Transporte Terrestre pidiendo el fin del sistema de módulos para los transportistas supondrían reducir “a los autónomos del sector a su mínima expresión”. El reclamo que lanzó el director general de Transporte Terrestre, Joaquín del Moral, insistiendo en la necesidad de acabar con los módulos en 2017 es toda una declaración de intenciones para la Confederación Intersectorial de Autónomos del Estado Español (CIAE). El deseo de acabar con los módulos del IRPF para los transportistas autónomos es todo “un golpe bajo para la supervivencia” de un sector que engloba a más de 100.000 trabajadores.
 
A pesar de que Del Moral quiso remarcar desde la CEOE que “no va en contra de los autónomos”, CIAE ha recordado que “no se puede cambiar un sistema de módulos sin antes abordar una reforma fiscal adaptada a la realidad de la dimensión empresarial del sector, a no ser que el objetivo sea cargarse a todos los autónomos del transporte”.
 
Porque, como insiste CIAE, no se puede equiparar la fiscalidad “para grandes empresas que para pequeñas y autónomos”. Algo que si sucediese podría “desencadenar graves conflictos en el sector” y traería “el fin de la competitividad en el sector tal como está planteada”. Por no hablar de que supondría “la vía libre para el dominio de mercado de las grandes flotas y multinacionales del transporte”, como podría ser la criticada Uber.
 
Esta actitud irresponsable de reducir a los autónomos del sector a su mínima expresión es bien observada por las grandes empresas del transporte que establecen sus márgenes de beneficios despidiendo a sus trabajadores en España, deslocalizándose en los países del Este de Europa, para aprovecharse de los menores costes fiscales y laborales, con la intención de competir así ventajosamente en el mercado del transporte internacional de nuestro país”, ha lamentado CIAE.
 
Por todo ello, los autónomos exigen que el Gobierno de Mariano Rajoy se posicione ante las palabras de su director general de Transporte Terrestre y si la postura del Ejecutivo es contraria, el paso a seguir no sería otro que la destitución.