La Comisión Europea investiga a Engie por un posible trato de favor fiscal en Luxemburgo

Comisión Europea
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Bruselas sospecha que la eléctrica francesa se aprovecha de una ventaja fiscal para pagar menos impuestos en el país. Los reguladores de Competencia de la UE han anunciado este lunes la apertura de una “investigación en profundidad” sobre los acuerdos fiscales ofrecidos por Luxemburgo a la eléctrica francesa Engie, llamada anteriormente GDF Suez como parte de la lucha que mantiene Bruselas contra la elusión en suelo europeo por parte de las multinacionales.
 
“La Comisión teme que varias de las decisiones fiscales tomadas por Luxemburgo hayan dado a GDF Suez (ahora Engie) una ventaja injusta con relación a otras compañías, violando las normas de la UE en materia de ayudas estatales”, ha explicado el ejecutivo europeo en un comunicado.
 
En concreto, Bruselas sospecha que las resoluciones fiscales concedidas por Luxemburgo al grupo galo desde 2008 permitieron a este tratar a la vez a una misma transacción entre dos filiales como deuda y como patrimonio, de forma que se redujo de forma significativa los beneficios imponibles de GDF Suez en Luxemburgo.
 
“Las transacciones financieras pueden ser gravadas de forma diferente en función del tipo de transacción, capital o deuda, pero una sola compañía no puede tener lo mejor de ambos mundos para la misma transacción”, apunta la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, en un comunicado. En su opinión, las concesiones al grupo parecen “estar en contradicción con las reglas impositivas nacionales y permitir a GDF Suez pagar menos impuestos que otras sociedades”, lo que supone un trato de favor fiscal.
 
Bruselas también investiga los acuerdos que Luxemburgo mantiene con Amazon y McDonalds. En el caso de la cadena de restaurantes de comida rápida, podría obligarle a pagar unos 450 millones de euros, según los cálculos de Financial Times, en impuestos no pagados desde 2009.