McDonalds ¿la siguiente tras Apple?: Bruselas podría exigirle 450 millones en impuestos no pagados

McDonalds
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Después de la sonada multa a la compañía de la manzana mordida, la Comisión Europea investiga a otras multinacionales estadounidenses por su estructura fiscal en el Viejo Continente. Amazon y McDonalds están en el punto de mira. La lucha de las autoridades europeas contra las estrategias fiscales de las multinacionales estadounidenses para pagar menos impuestos en el Viejo Continente no se quedará en la multimillonaria sanción a Apple anunciada el mes pasado: Amazon y McDonalds podrían ser las siguientes en recibir una sanción por parte de la Comisión Europea. Ambas compañías están siendo investigadas por los acuerdos que mantienen con el gobierno de Luxemburgo.
 
Aunque todavía no hay fecha para el dictamen, la cadena de hamburgueserías podría ser obligada a desembolsar 500 millones de dólares (unos 448 millones de euros) en impuestos no cobrados en el país, donde la empresa tiene su sede europea, según los cálculos realizados por Financial Times.
 
En concreto, Bruselas investiga un ‘agujero’ en la estructura fiscal del gigante de la comida rápida que le permitiría no pagar ningún impuesto de sociedades (ya sea en Luxemburgo o en EEUU) por sus ingresos en los restaurantes europeos.
 
De esta forma, según las citadas informaciones, McDonald habría pagado una tasa de tributos promedio en Luxemburgo de tan solo el 1,49% de sus ganancias de 1.800 millones (más de 1.600 millones de euros) en suelo europeo, desde que en 2009 Luxemburgo la concediera una exención de impuestos siempre que demostrara que una vez al año que sus “ganancias fueran declaradas y estuvieran sujetas a impuestos en EEUU”. Pero la compañía, según entiende Bruselas, se las habría ingeniada para no pagar en ninguno de los dos países.
 
Si se aplicara la tasa estándar del impuesto en el país, que asciende al 29,2%, a esta cifra de ganancias, siguiendo el dictamen que la Comisión Europea aplicó en el caso de Apple, McDonalds tendría que pagar cerca de 450 millones de euros a Luxemburgo en impuestos atrasados.
 
Bruselas inició su investigación a McDonalds el pasado diciembre, poco después de que el escándalo ‘Luxleaks’ revelara ayudas fiscales secretas de Luxemburgo a cientos de compañías multinacionales.