Rato defiende que la contratación de su excuñado fue “muy beneficiosa” para Caja Madrid

Rodrigo Rato, exvicepresidente del Gobierno
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El exvicepresidente del Gobierno considera que la investigación abierta por el juez se debe a “una denuncia falsa”. El exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato ha defendido hoy que las contrataciones de su excuñado, Santiago Alarcó, y de su secretaria personal, Teresa Arellano, “fueron muy beneficiosas” para Caja Madrid. Así lo ha declarado ante el titular del juzgado de Instrucción número 31 de Madrid, Antonio Serrano-Arnal, investiga al exministro por varios delitos, entre ellos blanqueo, corrupción entre particulares y administración desleal.
 
Según recoge Efe, Rato, que considera que esta investigación se debe a “una denuncia falsa”, ha explicado que las condiciones laborales de Alarcó y Arellano “fueron negociadas directamente” con Caja Madrid, sin que él hubiese participado “jamás”.
 
Sobre la contratación de Alarcó, Rato ha indicado que “fue muy beneficiosa para la entidad, particularmente en temas como la liquidez y el manejo del balance, ya que la caja carecía entonces de profesionales con su experiencia internacional”. Su excuñado “es un profesional de larga y reconocida trayectoria en mercados internacionales, que trabajó eficazmente con los equipos de la caja en un momento de cambio histórico de las condiciones financieras europeas y españolas”, ha asegurado Rato.
 
En lo que respecta a su secretaria, el exministro ha señalado que “contaba con una amplia experiencia de más de dieciséis años en servicios de máxima responsabilidad y representación, y que sus condiciones laborales fueron negociadas por ella directamente con Caja Madrid”.
 
Santiago Alarcó y Teresa Arellano también han declarado ante Serrano-Arnal, así como Carlos Stilianopoulos, actualmente director general de Beka Finance, antes Bankia Bolsa, y que en el momento en el que se realizaron las contrataciones, en 2011, formaba parte del Comité de Activos y Pasivos, que supervisaba estas incorporaciones.
 
El sumario recoge los sucesivos incrementos salariales percibidos por Santiago Alarcó, que comenzó cobrando 120.000 euros anuales en 2011 y dos años después llegó a ganar más de 480.000 euros, según publica Efe.