Ana Botín fija como nuevo objetivo del Santander aumentar un 40% la vinculación de clientes

Ana Botín, presidenta del Santander
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La presidenta del Santander destaca el crecimiento orgánico como objetivo estratégico y descarta a priori adquisiciones de nuevas entidades. La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, ha aprovechado su primera intervención en una presentación de resultados del grupo desde que accedió a la presidencia para adelantar la estrategia y los objetivos que la entidad se plantea para los próximos años. Según ha explicado, la estrategia se basa en cuatro prioridades estratégicas: empleados, clientes, accionistas y sociedad.

En lo que se refiere a los empleados, Ana Botín ha asegurado que el objetivo pasa por “ser uno de los tres mejores bancos para trabajar en la mayoría de nuestros mercados clave en 2017”. En ese sentido, ha mencionado el programa de gestión de talento global y una revisión de los objetivos e incentivos.

Otra de las prioridades del Santander será “ganarse la confianza de nuestros clientes”, ya que, según ha explicado, de los 92 millones de clientes particulares que tiene el Santander, “para sólo 12,2 millones somos su banco principal”. “Aumentar esta cifra generará resultados tangibles”, ha señalado Ana Botín, “incrementará nuestro saldo de cuentas corrientes; nos permitirá conocer mejor a nuestros clientes; y generará un crecimiento más rentable del crédito”. En esa misma línea, también incrementará los beneficios del banco “porque los clientes vinculados son cuatro veces más rentables”.

La presidenta de Banco Santander ha explicado que la entidad tiene intención de alcanzar los 18 millones de clientes vinculados. “Nuestro objetivo para 2017 es aumentar un 40% los clientes vinculados, tanto particulares como empresas”. Según sus cálculos, si se logran alcanzar estos objetivos en los principales mercados en los que el grupo está presente (España, Reino Unido, México y Brasil), el banco generará entre 2.000 y 3.000 millones de margen bruto y ganará cuatro millones de clientes.

En ese entorno, Botín apuesta por el “crecimiento orgánico del negocio”, donde considera que existen “grandes oportunidades”, y ha señalado que de momento entre las prioridades no se encuentran las adquisiciones de otras entidades.

En lo que se refiere a la política de dividendos, la banquera ha destacado que tras la ampliación de capital del pasado enero, el banco tendrá una “política de dividendos sostenible, aumentando el dividendo en efectivo de 1.000 a 2.500 millones de euros”. En lo que se refiere a la solvencia, el objetivo de ratio de core capital Tier 1 ‘fully loaded’ para los próximos años se situará entre el 10% y el 11%.

La presidenta del Santander también ha querido destacar el apoyo del banco a la sociedad, especialmente a través de Santander Universidades. “Hemos comprometido cerca de 700 millones de euros en los próximos años para apoyar la educación superior en los países en los que operamos”, con lo que “cerramos el círculo virtuoso de empleados, clientes, accionistas y sociedad”.

Para Ana Botín, “aunque algunos de estos objetivos parecen muy ambiciosos, estamos convencidos de poder alcanzarlos”. “La verdadera medida del éxito será el número de nuevos clientes que nuestros clientes vinculados traigan en todos los mercados en los que operamos”, ha concluido.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA