Brufau: el litro de gasolina seguiría costando casi un euro aunque el barril cayera a 10 dólares

Antonio Brufau, presidente de Repsol
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de Repsol dice que el precio se mantiene pese a la bajada del petróleo «porque la mayor parte son impuestos que se queda el Estado». Antonio Brufau ha aprovechado la rueda de prensa que ha ofrecido Repsol para explicar la adquisición de Talisman Energy para responder a José Manuel Soria por sus críticas a las petroleras por no repercutir la bajada del precio del petróleo en la gasolina. Tal y como ha dicho, respeta las palabras del ministro, pero «en esta casa nadie abusa del mercado».

Según ha afirmado Brufau, «del precio de la gasolina la mitad son impuestos, y de ellos la mayoría son fijos salvo el IVA», por lo que es complicado que los consumidores se beneficien de la caída del precio del petróleo.

«¿Qué pasaría si el barril baja de 100 a 10 dólares? Que la gasolina sólo caería dos veces, porque la mayor parte del componente del precio son impuestos que no bajan y se los queda el Estado», ha señalado el presidente de Repsol en contestación a las críticas del ministro de Industria, Energía y Turismo.

Es más, ha indicado que «las petroleras son muy responsables, no juegan con el precio» de la gasolina, y ha explicado su razonamiento. «Un litro de gasolina, cuando el barril está a 100 dólares, le costaría al consumidor 1,59 euros; y a 10 dólares el barril, lo costaría 0,91 euros el litro de gasolina», lo que demuestra que «cuando baja el crudo no se refleja en el precio de venta, porque por los impuestos una parte muy importante se lo queda el Estado», ha insistido Brufau.

«Máximo respeto a lo que dice el ministro Soria, pero ni esta casa ni nadie abusa del mercado», ha remarcado el presidente de Repsol, quien también ha cargado contra el impuesto recientemente aprobado por el Gobierno para grabar la producción de hidrocarburos, la denominada ‘tasa fracking’.

A su juicio, aunque «falta conocer la normativa», este impuesto «puede impactar sobre la rentabilidad de algún proyecto en España», en clara referencia a las prospecciones que la compañía ha iniciado en las costas de Canarias. «Al final el desarrollo tiene que ser el mismo, independientemente de lo que se encuentre», ha remarcado Brufau, por lo que «nos preocupa que el Gobierno apruebe algo de esta magnitud cuando el proyecto ya está en marcha».

«Vamos a estudiarlo y ver cómo encaja», ha concluido el presidente de Repsol, que ha señalado que lo importante es «ver si el proyecto puede llevarse adelante con estos condicionantes fiscales».

Canarias

Sobre el proyecto en las islas, el consejero delegado Josu Jon Imaz ha explicado que los trabajos ya están muy avanzados y que se están desarrollando con «normalidad». Es por ello que esperan conocer «en unas semanas» si hay hidrocarburos o no, y si los hay, conocer si son comercializables.

«En el orden de unas 4 o 6 semanas podríamos tener resultados, que serán definitivos si no hay hidrocarburos o prolongables si los hay», ha remarcado.

Y por último ha señalado que la rentabilidad del proyecto en Canarias está asegurada pese a los bajos precios del barril de petróleo.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA