Docentes y centros públicos rechazan que se rebaje la distancia de seguridad entre alumnos porque aumentan las ratios

aula clase educacion

Aula

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Sindicatos docentes, centros educativos y asociaciones de padres rechazan que la distancia de seguridad entre alumnos para el próximo curso escolar se rebaje de 1,5 a 1,2 metros porque, de este modo, aumentaría el número de alumnos por clase, es decir, las ratios.

La reducción del distanciamiento social es una de las medidas que se han acordado este miércoles en la reunión conjunta de la Conferencia Sectorial de Educación y la Interterritorial de Sanidad para abordar el dispositivo general del próximo curso escolar.

«El Ministerio de Educación y los responsables de las Comunidades Autónomas dan la espalda a los docentes al acordar un aumento del número de alumnos por clase el próximo curso, aprovechando la salida de la pandemia», critican desde CSIF, que piden que se mantenga la misma distancia del curso pasado (1,5 metros) porque «da más seguridad frente a la pandemia, permite reducir las ratios de alumnado por clase y un incremento del número de docentes». Además, este sindicato asegura que no conoce los criterios científicos que justifican la reducción de la distancia de seguridad.

También CCOO ha manifestado su «más absoluto desacuerdo» con la rebaja de las medidas acordadas hoy entre el Gobierno y las comunidades autónomas, como son «volver a ratios anteriores a la pandemia» y «disminuir la distancia de seguridad en las aulas de 1,5 a 1,2 metros».

Del mismo modo, UGT exige «mantener la distancia de seguridad que todos los expertos siguen estableciendo en 1,5 metros», ya que esta medida conllevaría a una bajada de ratios, «excesiva» en las propuestas del Gobierno, según el sindicato.

En este sentido, los sindicatos docentes piden un incremento en la contratación de profesores. Desde CSIF critican que en los últimos diez años, las plantillas se vieron mermadas con 16.922 docentes debido a los «recortes»; para CCOO haría falta prorrogar las 35.312 contrataciones de este curso y aumentar el número de docentes en casi 30.000 de cara al siguiente para garantizar la educación presencial en todos los niveles; y UGT asegura que el refuerzo de las plantillas docentes debería ser de 70.000 docentes.

También los centros educativos públicos rechazan la reducción de las distancias a guardar entre el alumnado y están de acuerdo en la importancia de contratar más profesorado: «La rebaja a 1,2 metros la distancia de seguridad hace que quepan más alumnos en un aula, pero dada las características de las aulas de nuestros centros, habrá bastantes casos en los que no entrarán todos los alumnos, dadas las ratios que manejamos en este país», indicó a Europa Press el presidente de la Federación de Asociaciones de Directivos Escolares (FEDADI), Raimundo de los Reyes.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA