División en el seno del PSOE ante los indultos a los presos del ‘procés’

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en un acto en Toledo.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en un acto en Toledo. (Foto: Pool Moncloa / Fernando Calvo)

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Arrecían las primeras voces en el seno del PSOE en contra de la posible concesión de indultos a los presos de ‘procés’. Una medida de gracia a la que se opuso ayer el Tribunal Supremo, ya sea de manera total o parcial. El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha rechazado la posibilidad de que el Gobierno indulte a los 12 condenados. Esta postura ya la dejó patente anoche el expresidente Felipe González. Por su parte, el líder del PSC, Salvador Illa, ha dejado claro que está a favor.

“Más que una medida de gracia, me parecería una enorme desgracia, sinceramente”. Así lo ha afirmado Emiliano García-Page, a preguntas de los medios de comunicado. Para el dirigente autonómico, “hay muchos argumentos jurídicos y políticos para pensar que la hipótesis de un indulto sea uno de los graves errores de la democracia en el caso de que se produzca”.

Según ha apuntado, “me duele como jurista que se esté hablando permanentemente de una figura como el indulto desde un perfil político”. En su opinión, recoge Europa Press, “los indultos no deben tener perfil político, y menos aún que resulten parecer una transacción. En ningún caso pueden significar una cesión, porque eso es exactamente lo contrario de una medida de gracia que a mí no me hace ninguna gracia, esa es la realidad”.

García-Page ha asegurado que “las decisiones judiciales, en un Estado de Derecho, pueden ser entendidas o no”, pero ha incidido en que “los culpables del lío son los independentistas que provocaron a conciencia una crisis constitucional y vulneraron las leyes a sabiendas de lo que hacían”.

Por ello, “desde que se vulnera la legalidad, el Estado que se considere de Derecho tiene que protegerla con decisiones judiciales” que además “han salido adelante con el refuerzo de la Fiscalía y sin controversia judicial”. Según el presidente de Castilla-La Mancha, era “evidente” lo que iba a pasar, “la culpa no la pueden tener las sentencias judiciales”. Lo “más grave”, ha continuado, es que “la gente que pervirtió deliberadamente el orden constitucional” y vulneró el derecho de los españoles y catalanes “insisten en reincidir”.

“¿Se imagina alguien en qué posición quedaría el que toma la decisión de indultar sin garantizarse primero la renuncia expresa a volver a las andadas?”, se ha preguntado. Tal y como ha insistido, “una decisión de indulto no ayudaría en el fondo a enfocar el problema de Cataluña”.

“Yo soy del PSOE y mi bandera es la misma que la de todos. Lo último que querría es que el indulto injustificado de alguien que quiere hacer lo mismo sea una condena para la organización de quien sustenta a quien toma la decisión”, ha sentenciado el líder del Ejecutivo autonómico.

“No debe ser indultado quien no quiere serlo”, defiende Vara

El presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, también ha evidenciado qué piensa sobre esta cuestión. “Resulta evidente que no debe ser indultado quien no quiere serlo porque no respeta ni cree en las leyes que lo hacen posible”, defendió ayer en sus redes sociales. “E igualmente es evidente que los problemas que tiene nuestro país de construcción de un modelo de convivencia no se resolverán mientras nadie quiera”, remarcó.

González: “En estas condiciones, yo no haría el indulto”

El expresidente del Gobierno Felipe González rechazó anoche, en una entrevista en ‘El Hormiguero’, conceder indultos a los presos del ‘procés’ catalán. “En estas condiciones, yo no haría el indulto”, respondió, preguntado al respecto. “La Constitución Española”, defendió, “no declara enemigos, aunque haya gente que esté en contra de la Constitución, de uno u otro signo. Eso nos diferencia”.

A su juicio, cuando el Parlament catalán aprobó “las leyes de desconexión no tuvieron ningún respeto”. “Era la última oportunidad para decir: ‘oiga, la deslealtad en las reglas del juego se paga’. Se tenía que haber puesto por delante la política”, apuntó González, quien destacó que la justicia “puede ser la última razón, pero no la primera”.

Illa, a favor de los indultos

Frente a estas posturas, el líder del PSC en el Parlament, Salvador Illa, ha defendido los indultos a los dirigentes independentistas encarcelados. “Todo lo que dentro del Estado de derecho ayude al reencuentro, me parece muy oportuno”, ha afirmado.

“La gran lección es que, fuera del Estado de derecho, nada sirve para nada más que para deteriorar la convivencia y generar un lío competencial y jurídico que genera caos”, ha dicho en una entrevista en Ser Cataluña recogida por Europa Press.

El que fuera ministro de Sanidad ha mostrado su “plena confianza” en la decisión que se tome al respeto. “Por eso son muy importantes los criterios con los que se tome esta decisión, que no son encuestas, no son coyunturas, no son necesidades puntuales, sino convicciones”, ha manifestado.

Preguntado por si la decisión sobre los indultos es política, ha sostenido que “es política, si se quiere decir, en el sentido amplio y más noble de la palabra. El de calibrar en base a las convicciones y los valores constitucionales”.