Currently set to Index
Currently set to Follow

Díaz ve “difícil”, pero no imposible, acordar la reforma laboral con empresarios y sindicatos

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz; la ministra Portavoz, Isabel Rodríguez; y el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de ayer - EUROPA PRESS/A.Ortega.

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz; la ministra Portavoz, Isabel Rodríguez; y el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, Autor: EUROPA PRESS/A.Ortega.

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha reconocido este martes que lograr un acuerdo tripartito para reformar el mercado de trabajo va a ser «muy difícil», aunque no imposible, y ha situado el principal escollo en la temporalidad.

«Es difícil, es muy difícil, y el problema está en la temporalidad, porque nunca se ha abordado en toda la democracia española (…) Vamos a cambiar el paradigma de la contratación, no es una cosa menor, sabiendo que nuestro país tiene sectores estacionales, pero técnicamente es posible garantizar la estabilidad en el empleo con la estacionalidad», ha defendido Díaz.

En todo caso, la vicepresidenta ha señalado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que «se queda» con las palabras de una de las representantes de la CEOE en la mesa de negociación en las que admite que el reto de la transformación del mercado laboral «es alto y complejo, pero no imposible».

Díaz ha alabado la labor de los agentes sociales, que «se están dejando la piel» en la negociación y han suspendido todas las agendas para seguir trabajando en la mesa, de la que «le gustaría» que saliera un acuerdo a tres bandas.

Mañana misma, ha recordado la vicepresidenta, hay reunión de la mesa de reforma laboral con sindicatos y empresarios y también la habrá el próximo viernes. Y aunque la preferencia del Gobierno es conseguir un acuerdo tripartito, lo importante, ha dicho, es que en España existe diálogo social. «Y me atrevería a decir que como ningún otro», ha añadido.

«Estamos trabajando con intensidad (…) Vamos a dejar trabajar a la mesa», ha señalado Díaz, que ha insistido en que el Gobierno preferiría que esta negociación acabara con un acuerdo respaldado por empresarios y sindicatos.