Deutsche Bank: los ruinosos antecedentes de la apuesta de Capital Group

Deutsche Bank
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las acciones de Deutsche Bank extendían hoy el rally y avanzaban un 0,90% a media mañana hasta alcanzar los 9,40 euros en la bolsa de Frankfurt después de que ayer el gigante bancario alemán se disparase un 12,9% gracias al impulso dado por Capital Group, que se ha convertido en su tercer máximo accionista. Los expertos recuerdan no obstante que otros inversores institucionales han realizado en el pasado movimientos similares, con resultados catastróficos.

Según los registros de la Bolsa de Frankfurt, Capital Group alcanzó el pasado 31 de eenro una participación en Deutsche Bank del 3,1%, lo que convierte a la firma financiera de Los Ángeles en el tercer mayor accionista del banco, solo por detrás de BlackRock (4,49%) y Douglas Braunstein de Hudson Executive Capital (3,14%). No obstante, las firmas cataríes Paramount Services Holdings y Supreme Universal Holdings, controladas por representantes de la familia real de Catar, controlan un 3,05% cada una del banco alemán.

El analista de Bankinter Rafael Alonso destaca en una nota que “es una buena noticia” para el valor, “porque pone de manifiesto la confianza de grandes inversores en el plan estratégico, pero tras el reciente rally pensamos que es una buena oportunidad para tomar beneficios”. “Nuestro razonamiento es el siguiente”, explica el experto: “la cotización actual se sitúa un 6,7% por encima de nuestro precio objetivo (revisado al alza el 3/febrero); el precio objetivo del consenso (Bloomberg) es aún más bajo (7,0 euros por acción); y “la entrada de grandes inversores es una buena noticia pero no una garantía y la subida de la cotización ha sido muy rápida”.

Deutsche Bank acumula una revalorización de un 34,9% en el año (frente a la subida del 1,8% del EuroStoxx Banks). “Pensamos que el plan estratégico 2019/2022 tiene sentido – ajuste en costes, foco en negocios core y menor riesgo – pero las cifras todavía son flojas y el riesgo de ejecución es elevado”, recuerda el analista de Bankinter.

Además, “en el pasado reciente, otros inversores institucionales han realizado movimientos similares al de Capital sin éxito. Hudson Capital apenas gana dinero desde que entró en el capital en octubre 2018, Cerberus acumula una pérdida superior al 40,0% desde noviembre 2017 y se estima que el fondo de la familia real de Catar acumula una caída del 60,0% aproximadamente”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA