De Iglesias a Maroto: el viaje de Moncloa a la Puerta del Sol que desata la batalla por Madrid

El candidato del PSOE a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, junto a la ‘número dos’ de la candidatura, Hana Jalloul, y la ministra Reyes Maroto.

El candidato del PSOE a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, junto a la ‘número dos’ de la candidatura, Hana Jalloul, y la ministra Reyes Maroto. (Foto: PSOE)

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Apenas unos kilómetros separan el Palacio de la Moncloa y la Puerta del Sol. Esa es la distancia que han decidido recorrer algunos cargos del Gobierno de Pedro Sánchez, como Pablo Iglesias o Reyes Maroto, que han fijado su mirada en las próximas elecciones del 4 de mayo en Madrid. La batalla por arrebatar la Comunidad al PP tras 26 años se juega más que nunca en clave nacional.

Uno de los primeros en decir adiós a las filas del Ejecutivo para disputar a Isabel Díaz Ayuso la Presidencia autonómica fue el exvicepresidente segundo y líder de Unidas Podemos. “La historia”, afirmó en un vídeo en sus redes sociales, “nos brinda una oportunidad, una oportunidad que no podemos desaprovechar para tener por fin un gobierno de izquierdas en Madrid”. Y esto pasa por tratar de evitar que el 4 de mayo la ultraderecha “consume su asalto”. “Hay que impedir que estos delincuentes, estos criminales que reivindican la dictadura, que hacen apología del terrorismo de Estado”, entre otras cosas, “puedan tener todo el poder en Madrid”.

Para lograr este objetivo Iglesias puso sobre la mesa ese mismo día la posibilidad de una candidatura conjunta con la que ganar la región. Una oferta a Más Madrid que Mónica García no dudó en rechazar. Quería ir en solitario y así se ha presentado. No obstante, esto no ha sido obstáculo para que ambas formaciones, así como el PSOE, hayan centrado sus mensajes estos días en que la gente vaya a las urnas. Una llamada a la movilización del voto de la izquierda, más allá de siglas.

Volviendo a las bajas en las filas del Gobierno, las siguientes fueron protagonizadas por Irene Lozano y Hana Jalloul. La primera dejó la Presidencia del Consejo Superior de Deportes (CSD), y la segunda la secretaría de Estado de Migraciones. Lozano ocupa el puesto ‘número cinco’ de la lista encabezada por Ángel Gabilondo, mientras que Jalloul es la segunda de la papeleta. El movimiento de Lozano conllevó cambios en la Delegación de Gobierno. Su responsable, José Manuel Franco, pasó a estar al frente del CSD.

Y ahora todas las miradas se centran en Reyes Maroto. La ministra de Industria, Comercio y Turismo podría ser la siguiente en hacer el viaje de Moncloa a Sol. El candidato del PSOE anunció este viernes que, en caso de gobernar, será la vicepresidenta económica del ejecutivo madrileño. Un anuncio que no ha gustado, entre otros, a Iglesias. “No hay que vender la piel del oso antes de cazarlo”, ha avisado en una entrevista en RNE.

La titular de esta cartera se ha estrenado ya en la carrera de Gabilondo a estas elecciones. Y lo ha hecho defendiendo la necesidad de “parar en las urnas al dúo de la plaza de Colón”. “El 4 de mayo tenemos una oportunidad” para ello, así como para devolver a Madrid “un gobierno progresista”. En resumen, “hay que echar a Ayuso de la Puerta del Sol”.

Maroto no va en las listas. Los ciudadanos no verán su nombre en la papeleta del PSOE. No obstante, el anuncio abre un nuevo escenario en Moncloa. La posibilidad de otra remodelación del Gobierno de coalición existe. Para ello, Gabilondo debería hacerse con la Comunidad. En ese caso, la actual ministra dejaría Industria para asumir la mencionada vicepresidencia económica. Una salida que Pedro Sánchez tendría ya preparada a tenor del anuncio.

La pugna traspasa las fronteras de la región

Todo esto escenifica que los comicios madrileños, adelantados por Ayuso ante el temor a una moción de censura, se juegan en clave nacional. Las direcciones de los partidos dan gran importancia a esta cita en las urnas. Ahí está la marcha de Iglesias para liderar la lista de Podemos o las apuestas del PSOE para reforzar la candidatura de Gabilondo.

Por su parte, el PP ha pasado de atacar a los morados, algo que centró los primeros días de la precampaña, a lanzarse directamente contra Sánchez. Ya sea por la vacunación o por los impuestos, Ayuso y los suyos dedican más de un mensaje al Ejecutivo de coalición en cada acto o declaración que realizan. Y todo, cuando todavía quedan dos semanas para las elecciones.

La mayoría de las encuestas sitúan a la cabeza a los populares, aunque dependerían de Vox para seguir en la Puerta del Sol. Sin embargo, el CIS dibuja un empate entre los bloques de izquierda y de derecha. ¿Qué pasará? No se sabrá hasta la noche del 4.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish