Cumplimiento desigual en Madrid en la primera noche con escaparates apagados

Comercios cerrados y apagados en una calle de Madrid | Foto de Servimedia

Comercios cerrados y apagados en una calle de Madrid | Foto de Servimedia

La primera noche tras la entrada en vigor del real decreto ley del Gobierno de España con medidas para el ahorro energético ha transcurrido en Madrid con un cumplimiento desigual en los escaparates de los comercios, que deben permanecer apagados cuando los locales estén vacíos.

Muchas de las tiendas y negocios de la capital han cumplido la nueva normativa desde la medianoche, cuando entraba en vigor el decreto ley que el Consejo de Ministros aprobó el lunes de la semana pasada y el Boletín Oficial del Estado publicó a la mañana siguiente.

No obstante, el cumplimiento ha sido desigual porque algunos comercios y locales permanecían encendidos durante la noche e incluso a primera hora de la mañana, cuando el sol comenzaba a asomar por el horizonte y el cielo clareaba con los primeros rayos de luz.

Algunas oficinas bancarias han estado plenamente apagadas pero otras con cajeros en el interior han permanecido con algunas luces encendidas, aunque los carteles luminosos estaban apagados.

En las calles más comerciales como Alcalá o Gran Vía, buena parte de los locales estaban apagados, especialmente en el caso de grandes marcas comerciales, lo que llamaba la atención de viandantes, muchos de ellos turistas.

El Gobierno de la Comunidad de Madrid ha anunciado un recurso de inconstitucionalidad contra el decreto ley del Ejecutivo de Pedro Sánchez, al considerar que invade sus competencias autonómicas. No obstante, tanto el vicepresidente, Enrique Ossorio, como el consejero de Economía y Hacienda, Javier Fernández Lasquetty, han señalado que, mientras tanto, la ley debe cumplirse, si bien la primera reacción de la presidenta Isabel Díaz Ayuso cuando La Moncloa aprobó las medidas fue que «Madrid no se apaga».