Cuba solicita ayuda internacional por el incendio en el puerto de superpetroleros de Matanzas

Hasta el momento, se reportan 67 heridos, 13 de ellos en estado de gravedad. La Habana está cubierta de una capa grisácea de humo.

Las autoridades cubanas han solicitado ayuda a países amigos con experiencia en enfrentamientos a incendios de grandes proporciones en depósitos de combustible en ocasión de un voraz siniestro, aún fuera de control, ocurrido en la base de super petroleros en la provincia de Matanzas, a unos 100 km al este de La Habana.

Según ha sido informado, el accidente ocurrió al impactar una descarga eléctrica sobre la tapa de uno de los tanques de petróleo en la tarde noche del pasado viernes, que no fue posible controlar o enfriar y que provocó la explosión de otro aledaño con la consiguiente desaparición de 17 personas mayormente bomberos.

En la noche del sábado, llegaron al aeropuerto internacional de Varadero aeronaves procedentes de México y Venezuela con insumos especiales y fuerzas cualificadas para enfrentar estos desastres.

Otras naciones como Argentina, Rusia, Bolivia, Colombia y Chile han expresado solidaridad e intenciones de colaboración. De igual manera, lo hizo el gobierno de EEUU en lo referido a prestar asesoría técnica.

Hasta el momento, se reportan 67 lesionados, 13 de ellos en estado de gravedad que son atendidos en hospitales matanceros y en la propia capital de la isla. Unos 600 vecinos de zonas circundantes han sido evacuados a sitios seguros ante el temor de nuevas explosiones.

Desde horas tempranas del sábado, La Habana estaba cubierta de una manta grisácea de humo contaminante que ascendió a unos cinco kilómetros de altura al tiempo que en Matanzas la humareda impedía la luz solar.

Especialistas locales manifiestan que se trata del peor incendio de la historia nacional y han alertado, además, que el crudo cubano arde con mucha facilidad, que resulta muy difícil erradicar su combustión.

Hasta la zona de la catástrofe se trasladaron el presidente de la República y el primer ministro, Miguel Díaz-Canel y Manuel Marrero, respectivamente, con el objetivo de supervisar las estrategias para erradicar el fuego y visitar el hospital provincial.

“Un evento”, ha dicho el presidente, “de envergadura y complejidad”.

Más información