¿Cuáles son las regiones con las empresas más longevas?

Trabajadores
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Navarra, Castilla y León y Canarias son las autonomías con mayor proporción de empresas longevas, es decir, con más de una década de trayectoria. Por el contrario, Baleares, Valencia y Cantabria son las comunidades con mayor dinamismo en la creación de compañías.

Según concluye el mapa sobre longevidad y dinamismo empresarial en España que ha hecho público la plataforma de inteligencia comercial Corporama, el emprendimiento en los últimos años es más enérgico en el litoral español, aunque en el interior las empresas tienen una elevada capacidad de consolidarse.

En Navarra, por ejemplo, el 61,16% de las compañías B2B tienen más de diez años. Es una realidad que comparten Castilla y León (58,64%), Canarias (57,9%), Extremadura (57,47%) o el País Vasco (56,87%). Por detrás quedan Catalunya (56,75%) y Madrid (56,26%).

En el conjunto del territorio español, la mayoría de estas empresas más longevas se dedican a la construcción, la promoción inmobiliaria, el comercio, la industria y la restauración. Seis de cada diez de las compañías veteranas tienen, como máximo, dos trabajadores y facturan menos de medio millón de euros anuales.

Por el contrario, la autonomía que más destaca por la juventud de su tejido empresarial es Islas Baleares, puesto que el 18,55% de sus empresas tienen menos de tres años. Algo parecido ocurre con las compañías de la Comunidad Valenciana (16,97%), Cantabria (16,87%), Andalucía (16,43%) y Murcia (15,67%). Las empresas menores de tres años en España pertenecen, principalmente, a la construcción, el comercio al por mayor y la restauración.

La evolución del tejido empresarial en los últimos años ha venido marcada, sin lugar a dudas, por la crisis económica. Entre 2008 y 2016, la tasa de natalidad ha sido inferior a la de mortalidad, resultando en un balance de -13,4% en lo que al número de empresas con asalariados se refiere, según datos del INE. Murcia ha sido la comunidad que más ha sufrido la destrucción de compañías (-20,4%), seguida de Valencia (-17,6%) y Castilla-La Mancha (-16,3%).

En realidad, ninguna comunidad se salva de la caída, con la única excepción de la Ciudad Autónoma de Melilla, que creció en número de compañías con asalariados. Las autonomías que han aguantado mejor el chaparrón son Extremadura (-7,2%), Navarra (-7,3%) y Madrid (-8,5%).