Cospedal señaló a Paco Martínez que todo lo que habló con Villarejo «era por el bien del Estado»

Maria Dolores de Cospedal
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El ex secretario de Estado de Seguridad investigado en la pieza ‘Kitchen’, Francisco Martínez, se refirió en septiembre de 2018 durante una conversación particular con su pareja a la relación entre la ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal y el comisario jubilado en prisión José Manuel Villarejo cuando fueron encontrados los archivos del policía, señalando que «a ella le da igual lo que salga porque todo lo que habló con él era por el bien del Estado, pero tiene cara de preocupada».

Esta conversación consta en el informe redactado por la Unidad de Asuntos Internos de la Policía (UAI), al que ha tenido acceso Europa Press, recoge los datos del volcado del teléfono móvil intervenido a Martínez en el marco de la pieza separada que*se instruye en el Juzgado Central de Instrucción número 6 sobre esa operación sufragada con fondos reservados para espiar al extesorero del PP Luis Bárcenas.

En la citada conversación sobre Cospedal destacada por los investigadores, y ante las preguntas de su esposa señalando «¿Y le has contado?», Martínez responde que «no hace falta que le cuenta porque ella sabe de sobra lo que hay».

Según otras conversaciones obrantes en el informe, en febrero de 2017 Martínez intercambió varios mensajes con el ex jefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) Enrique García Castaño cuando éste fue cesado y trasladado a la Jefatura Superior de Policía de Madrid como coordinador Zonal, lo que generó malestar tanto a él como al excomisario jubilado en prisión José Manuel Villarejo. Este malestar lo traslada García Castaño a Martínez, que en dicha fecha ya había sido relevado por José Antonio Nieto.

En esta conversación el ex UCAO también le da cuenta a Martínez de sus contactos con Cospedal y su marido llegando a manifestar «si saco el pendrive de Bárcenas ¿Qué pasa?».

«COMO NO ESPABILE EL PP LE VAN A DAR LA DEL PULPO»

«¿Nos matarán a todos?» se lamenta el mando policial, para añadir que «López del Hierro se cabreó hoy porque siguen sin dar la cara conmigo, como no espabile el PP le van a dar la del pulpo, aunque me dice un amigo de Susana que antes se matarán entre ellos». Martínez responde ante estas afirmaciones : «Sí, eso es muy probable».

Seguidamente es cuando García Castaño le dice al ex número dos: «Me encontré con la Cospe y su marido, me dijeron que el tema se tenía que haber arreglado ya, que hablaría conmigo. Según el ses (secretario de Estado) ya dio orden que me cambiaran y de forma clandestina volviera a montar el tema catalán». «No se si fiarme», añade el policía, a lo que Martínez apostilla: «yo ya no me fío de naiden».

Igualmente se cita a Cospedal en una conversación ya en abril de 2019 con su jefe de prensa, señalándola como «la señora que aupó al líder» y «principal culpable de lo que está pasando» .

Otro de los capítulos del informe refleja las comunicaciones previas a la incoación de la pieza ‘kitchen’ por el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, de las que el informe destaca la reiterada petición de Villarejo acerca de la necesidad de nombrar como nuevo DAO a Olivera y la presión que ejerció sobre responsables políticos y ministeriales, sobre lo que Martínez parece tener pleno conocimiento: «No hace falta que recuerde quien metió a Villarejo en escena ¿no?», señala el número 2 de Interior en uno de ellos

TANTEANDO PERIODISTAS SOBRE KITCHEN

El que fuera número 2 de Interior se puso en contacto en noviembre de 2018 con periodistas de cabeceras importantes para conocer si sus medios se harían eco de la apertura de la pieza número 7 del caso Tándem. Al tiempo, trataba de que cundiera la idea de que todo el operativo era «otro montaje que viene de V» –refiriéndose al comisario José Manuel Villarejo.

En los mismos, no obstante, y según señala el informe de Asuntos Internos, Martínez no oculta su preocupación porque finalmente las pesquisas acaben siendo investigadas en al Audiencia Nacional: «¿Crees que la Audiencia puede entrarle a esto?».

Durante esos días en los que los medios comienzan a escribir sobre ese operativo urdido para sustraer información al que fuera tesorero del PP Luis Bárcenas, el exsecretario de Estado mantiene reuniones con el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz y otras personas al respecto. Algo que queda reflejado en mensajes que intercambia incluso con su pareja.

Además, en los meses de noviembre y diciembre incrementa contactos tanto con el que fue su jefe de prensa –que le aconseja que de responder públicamente a las informaciones sea en los pasillos del Congreso y de forma escueta– como con periodistas a los que traslada que la Kitchen «es una invención».

En una conversación de diciembre de 2018 con un periodista, éste le llega a decir que si le acaban imputando en la pieza 7 que espera que le pase «los papeles», aunque segundos después le aclara que se trata de «una broma».

Ya cuando comienzan las primeras declaraciones en sede judicial de perjudicados e investigados, Martínez idea una estrategia, «marcar y delimitar le problema, V y P», en relación a Villarejo y Pino. Al tiempo, se queja de que el que fuera director general de la Policía, Ignacio Cosidó «está como loco metiendo mierda» contra él y le llega a calificar de «cabronazo» por sus declaraciones.

Ya en febrero de 2019, en conversación con su asistente Iciar de Castro desliza su indignación por las declaraciones de Fernández Díaz y Cosidó y subraya que los denominados ‘papeles de Bárcenas» no eran su problema o preocupación. «Y los papeles de Bárcenas o su puta madre no me importaban una higa. Que busquen entre los que sí le importaban», añade.

De hecho, en una conversación registrada en octubre de 2017 entre Martínez y el sacerdote Silverio Nieto señala que su buena opinión sobre García Castaño sólo es superada por su afecto personal hacia él. «Creo que el despropósito que se ha ido generando por darle satisfacción a los periodistas que hablaban de siniestras maniobras en el Ministerio ha llevado a esta estúpida situación en la que quienes de verdad podrían aportar información valiosa han sido excluidos (*) y eso sucede cuando te mueves a ritmo de los digitales».