Los ayuntamientos se escudan en terceros para no pagar las facturas de la SGAE

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La nueva SGAE ha conseguido firmar la paz con los ayuntamientos gracias, según explican algunos confidenciales de Internet, al buen ambiente entre Antón Reixa, el sucesor de Teddy Bautista, e Iñigo de la Serna, el alcalde de Santander y presidente de la FAPAE. Ahora muchas corporaciones locales reconocen las deudas. Pero se escudan en terceros para no pagar.

Un ejemplo de esta tendencia sería el caso del Ayuntamiento de Villena que no está dispuesto a pagar lo que le corresponde a la sociedad de gestión por las fiestas de ‘Moros y Cristianos’ de 2011 y 2012. En total, 85.000 euros. Mucho dinero, según la Corporación que, en cualquier caso, considera que quien debe pagar es la Junta Central de Fiestas.

Otro caso es el del municipio mallorquín de Llucmajor al que se le acumulan pagos desde 2008 por este mismo concepto. En total, 36.000 euros. Desde este consistorio se explica que las fiestas patronales se organizaban a través de una empresa adjudicataria. Y es esta quien tendría que abonar la factura porque se había comprometido a hacerlo.

Y hay multitud de ejemplos de este tipo, a pesar de que el pacto forjado por Reixa y de la Serna que permite los pagos aplazados, suspende las acciones judiciales y recorta sustancialmente los intereses de demora sí ha conseguido, según fuentes cercanas al proceso, mejorar la relación entre la SGAE y los ayuntamientos españoles, muy deterioradas en la época de Teddy Bautista.