Colectivos de toda España toman la calle contra la precariedad en el aniversario de la reforma laboral

Mariano Rajoy y sus ministros.
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Seis años han pasado ya desde que el Gobierno de Mariano Rajoy dio luz verde a la reforma laboral. Una medida “que ha normalizado la pérdida de derechos laborales y ha precarizado las condiciones de vida de la mayoría social”. Así lo denuncia la plataforma ‘No + precariedad’, que aglutina a colectivos sociales de toda España que han sufrido en sus carnes los recortes y consecuencias de la crisis.

Bajo el lema ‘¡No + precariedad!’, que da nombre al movimiento, parados, pensionistas, estudiantes, dependientes y desahuciados, entre otros, tomarán la calle este sábado 10 de febrero con movilizaciones por las principales ciudades de España. Barcelona, Madrid, Valencia, Sevilla, Bilbao o Zaragoza serán algunas de las urbes que acogerán protestas contra la reforma laboral.

“La crisis”, afirma esta plataforma, “no sólo no se ha solucionado, sino que ha dado paso a la normalización de un modelo laboral precario que permite contratos en condiciones abusivas, salarios de miseria y nuevas formas de desigualdad, que afectan especialmente a las mujeres”. Una precariedad que no afecta solamente al tema laboral, sino que se ha convertido “en un nuevo modelo de vida impuesto”.

“A través de la precariedad nos impiden el acceso a una vivienda, a una sanidad, a una educación digna y a unos servicios públicos de calidad, nos privan de la cultura, del deporte y el ocio, y atentan contra el medio ambiente y el patrimonio natural”, denuncian estos colectivos en un manifiesto en el que insisten en que “la precariedad afecta a todas las esferas de nuestra vida”.

De ahí que a mediados de enero todos estos colectivos decidieran unir sus fuerzas para crear esta plataforma y protestar ante la “imposición” de este modelo, “en el que el saqueo de unos pocos es la precariedad para la mayoría”. Las manifestaciones de este sábado serán “el principio de una primavera que se espera candente en las calles”, advierten, debido al “hartazgo de la gente ante la normalización de la pérdida de derechos y conquistas sociales”.

Estos colectivos tienen planeado “llenar las plazas” de Madrid el 26 y 27 de mayo, “un mes con una marcada tradición reivindicativa”. Pero antes está la cita de este sábado para “decir basta a esta situación y plantar cara a quienes quieren condenarnos a una existencia precaria”.