Colau propone aumentar en 270 millones el gasto social de Barcelona para 2018

Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid con Ada Colau, alcaldesa de Barcelona

El Gobierno municipal de Barcelona ha presentado su proyecto de presupuestos para 2018 donde se consolida la apuesta por la atención social y los servicios públicos que viene haciendo Ada Colau desde que es alcaldesa. Desde que venciera las elecciones municipales de 2015, Barcelona en Comú ha conseguido aumentar el gasto social en 269 millones de euros, si se cumplen los nuevos presupuestos.

El primer teniente de alcaldía, Gerardo Pisarello, ha presentado este martes el proyecto de Presupuestos 2018 del Ayuntamiento de Barcelona. El plan del consistorio prevé un volumen total de gasto de 2.642,9 millones de euros, 62,4M € más disponibles respecto a este año, lo que supone un incremento del 2,4%.

Esta tónica es la habitual desde que Ada Colau es alcaldesa. Incremento en el gasto sin disparar la deuda. Sin ir más lejos, comparando el último presupuesto de Xavier Trias en 2015 con este último, Barcelona ha aumentado la inversión en servicios sociales y promoción social (un 27,5%), el transporte público (15,5%), vivienda y urbanismo (13,1%) y cultura (8,1%), entre otros sectores.

Pisarello ha explicado que el crecimiento del presupuesto pivota en tres ejes y consolida las políticas prioritarias del Gobierno desde el inicio del mandato, dirigidas a garantizar los derechos sociales y combatir las desigualdades, (con el desarrollo, entre otras medidas, del Plan de Barrios); el transporte público y la bicicleta como apuesta por la sostenibilidad, y las políticas de vivienda, como la gran novedad política del gobierno.

Además, en el proyecto de Presupuestos 2,018 se prevé destinar un total de 408,8 M € de gasto en medio ambiente, que incluye limpieza viaria, abastecimiento de agua, o alumbrado público.