Cinismo “Made in USA”

Algo raro está ocurriendo en este mundo que cada vez son más los políticos y aspirantes a ello, que acuden al cinismo para engañar multitudes incluyendo a ilustres y analfabetos. A todos por igual, como si de repente debamos creer que el planeta tiene forma de longaniza.

La escuela de Diógenes de Sinope, aquel griego que se paseaba en plena luz del día con un farol encendido en busca de un hombre, ha ganado simpatizantes de cualquier ideología en la peor de las variantes e interpretaciones de su fundador.

Y ahí están los gringos en competencia. Durante la reciente ronda de conversaciones de alto nivel sobre temas migratorios con los cubanos, han sostenido que debe ser segura, ordenada y legal cuando ellos han jugado un rol de primer orden con el gran desorden de compatriotas en el intento de llegar a EEUU así sea por cualesquiera de los polos de la tierra. Basta con saber que han incumplido el compromiso de la entrega de 20.000 visas anuales.

Recordar que en 2018 optaron por largarse de la isla so pretexto de esos “ataques sónicos” que ni la CIA ha confirmado. Desde entonces, el cubano debe viajar a un tercer país para los trámites consulares en una costosa e insegura operación.

Otros, al largo y peligroso camino sur y centroamericano con el objetivo de llegar a la frontera estadounidense a través de México que, en no pocas ocasiones, los sube a una aeronave del ejército y los devuelve a la isla para intentar comenzar de cero porque lo han vendido todo.

Han anunciado que será mayo el reinicio de la tramitación en su propia sede aledaña al Malecón habanero. Vivir por ver.

Según la Oficina de Aduanas de EEUU, desde octubre del 2021 hasta marzo del actual, más de 78.000 cubanos han entrado por México. Y los que faltan porque el éxodo es alarmante sobre todo de gente joven.

Triquiñuelas del imperio en el afán de echar más leña a un fuego de imprevisible magnitud.