Cifuentes acusa a Ciudadanos de intentar que “la izquierda radical” gobierne Madrid

Cristina Cifuentes, engalanada con una bandera de España en la Asamblea.
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El líder de Ciudadanos en la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha aprovechado su pregunta en el pleno de la cámara regional para incidir en el asunto del máster de Cristina Cifuentes presuntamente falsificado. Preguntando sobre el “prestigio” de la URJC tras el escándalo, ha vuelto a pedir a la presidenta que dimita.

“¿Sabe quién renuncia a los títulos después de haberlo conseguido de forma legal? Nadie”, ha criticado el portavoz a la líder del PP madrileño, criticando también que la estrategia del PP pasa “por culpar a la universidad de todo. Culpar a la URJC de todo es como culpar a Ikea de que haya un millón de euros en el altillo de Granados”, ha atacado.

El líder naranja, que ha dado un mes de plazo para que el PP presente otro candidato a presidir la región antes bajo la amenaza de apoyar la moción de censura presentada por el PSOE (apoyada por Podemos), ha insistido en que “el primer paso para recuperar el prestigio de la URJC es que la presidenta dimita”,

Precisamente a esa moción contra ella se ha referido Cifuentes para defenderse: “No se ha roto el acuerdo de investidura, no he falseado ningún documento, lo único que ustedes hacen es buscar un pretexto para apoyar la moción de censura y dar el gobierno a la izquierda radical”.

Cifuentes ha acusado a Ciudadanos de adoptar “el lenguaje podemita” de los que, les acusa, serán sus “nuevos socios”.

La estrategia de la presidenta ante las amenazas de Ciudadanos de dejarla caer si no dimite es, por tanto, culpar al partido de Albert Rivera de permitir que la izquierda gobierne en la Comunidad de Madrid.

Además, en el pleno celebrado este jueves en la cámara regional ha avanzado que los tribunales ya han aceptado la querella que interpuso contra los periodistas de eldiario.es Ignacio Escolar y Raquel Ejerique por «la ilícita obtención de documentos académicos personales, amparados por la Ley de Protección de Datos», en el marco de la información publicada sobre el máster de la dirigente.