CCOO y UGT salen en defensa de la reforma laboral “ante el ruido político y mediático”

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a los secretarios generales de UGT y CCOO, José María Álvarez y Unai Sordo, y el líder de la CEOE, Antonio Garamendi. Autor: Pool Moncloa/Borja Puig de la Bellacasa

CCOO y UGT han iniciado una campaña informativa en apoyo de la reforma laboral que acordaron con patronal y Gobierno y que debe ser ratificada por el Congreso la próxima semana. Ante el “ruido político y mediático”, las formaciones sindicales defienden que “recupera el equilibrio de las relaciones laborales” y “limita la temporalidad”.

“El acuerdo de reforma laboral entre el Gobierno y los interlocutores sociales es histórico”, defienden CCOO y UGT. Esta normativa “recupera los derechos de las personas trabajadoras, pero además es la primera vez en la historia de la democracia que una reforma laboral cuenta con el consenso de las organizaciones empresariales y sindicales más representativas”.

Por eso, y “ante el ruido político y mediático” sobre este acuerdo “vital para nuestro país”, CCOO y UGT van a iniciar esta semana asambleas informativas por toda España para explicar a los trabajadores y trabajadoras en qué les beneficia este acuerdo. “Un acuerdo que precisa del necesario apoyo parlamentario y que no puede convertirse en moneda de cambio de los intereses partidistas”, defienden los sindicatos.

En estas asambleas participarán los secretarios generales de ambos sindicatos, Unai Sordo y Pepe Álvarez, y otros miembros de las respectivas Comisiones Ejecutivas Confederales.

El objetivo es explicar que “este acuerdo beneficia a todas las personas, no solo a los empresarios y trabajadores y trabajadoras, sino al conjunto del país. Que no supone ninguna renuncia, sino que es un punto y seguido, un peldaño más, pero muy necesario, para seguir avanzando en la lucha en favor de los intereses y derechos de las personas trabajadoras”.

Así, destacan que la reforma laboral “recupera el equilibrio de las relaciones laborales y fortalece, por tanto, la negociación colectiva; fomenta la contratación indefinida; limita la temporalidad; potencia los contratos formativos y apuesta por mecanismos de flexibilidad interna o suspensión temporal de empleo frente a los despidos”, entre otros avances.