Cataluña reduce los horarios de bares y restaurantes y la movilidad ante las Navidades

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonés.
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Cataluña endurece las medidas para tratar de frenar los contagios de covid-19. La Generalitat ha anunciado este viernes la reducción en los horarios de bares y restaurantes, así como en las reuniones familiares y la movilidad de cara a las Navidades. De esta manera, la hostelería limitará su apertura a dos franjas horarias: de 7,30 a 9,30 horas y de 13,00 a 15,30.

Así lo han explicado el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y la consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, en una rueda de prensa telemática de cara al repunte de casos de coronavirus. Tal y como ha expuesto Budó, las terrazas seguirán abiertas, mientras que el interior de los locales quedará restringido al 30% del aforo. Además, se permitirá que se recoja comida en los establecimientos de 19,00 a 22,00 horas, y el servicio a domicilio hasta las 23,00.

Entre las nuevas medidas, que entrarán en vigor el lunes hasta el 11 de enero, las actividades culturales permanecerán abiertas con un aforo del 50% y la movilidad quedará restringida al ámbito comarcal durante toda la semana.

Respecto al toque de queda, se mantiene como hasta ahora, excepto la Nochebuena y Fin de Año, que se extiende hasta la 1 de la madrugada, y en Reyes empezará a las 23 horas. Se podrá visitar a familiares fuera en Navidades y la Generalitat recomienda que las reuniones familiares se hagan con una sola burbuja de convivencia.

El número de personas que se puedan reunir será de un máximo de seis, menos el 24, el 25, 26 31 de diciembre y 1 y 6 de enero, que se podrá ampliar hasta 10 de dos burbujas de convivencia.