Casi 1.300 plazas de administrativos del Estado están sin cubrir pese al déficit de personal

CSIF. Autor: Jaime Pozas

CSIF ha denunciado este miércoles que cerca de 1.300 plazas de administrativos del Estado de la Oferta de Empleo Público (OEP) de 2019 se han quedado sin cubrir tras las oposiciones pese al déficit de personal de la Administración General del Estado (AGE), que acumula una pérdida de empleos de 65.662 puestos desde 2011.

Estas casi 1.300 plazas que quedaron vacantes tras las oposiciones que se celebraron el pasado mes de noviembre para cubrir puestos de promoción interna equivalen al 43% de las ofertadas, expone CSIF, que ha pedido explicaciones sobre esta cuestión al Ministerio de Hacienda y Función Pública.

«Reclamamos al Ministerio que aclare por qué siguen vacantes un 43% de estas plazas ofertadas teniendo en cuenta el déficit estructural de empleo de la Administración General del Estado», ha afirmado el sindicato en un comunicado.

CSIF asegura que está recibiendo «numerosas quejas» de empleados públicos afectados, por lo que ha enviado un escrito al Ministerio para denunciar que «no es aceptable» que dejen estas plazas sin cubrir.

«Llevamos meses advirtiendo de que existe un riesgo de colapso en distintos ámbitos de la AGE por falta de personal, como en el SEPE y la Seguridad Social», critica CSIF, que denuncia además que las ofertas de empleo públicos actuales son «insuficientes» para cubrir las necesidades de personal de la AGE.

Al mismo tiempo, el sindicato recuerda que la edad media de la plantilla de AGE es de 53 años y un 19% del personal está ya a las puertas de la jubilación.

«Ante este déficit y el envejecimiento progresivo del personal es fundamental convocar más plazas para reforzar nuestros servicios públicos y rejuvenecer la Administración. Desde CSIF reclamamos un plan para reforzar las administraciones públicas con más de 106.000 empleos en los próximos tres años», defiende el sindicato.

CSIF también ve prioritario establecer una Oferta de Empleo Público con proyección plurianual y convocatorias descentralizadas, agilizando el tiempo para su resolución, que permita la creación neta de empleo, revierta la disminución de efectivos, compense el envejecimiento de las plantillas y reduzca la externalización de servicios.