CaixaBank reunirá a los sindicatos tras Semana Santa para cerrar el ERE en el segundo trimestre

Rueda de prensa presentación de la fusión de CaixaBank y Bankia. José Ignacio Goirigolzarri y Gonzalo Gortázar

Gonzalo Gortázar y José Ignacio Goirigolzarri. Autor: CaixaBank

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Una vez cerrada hoy mismo definitivamente la fusión entre CaixaBank y Bankia, la nueva entidad espera convocar a los sindicatos “a la vuelta de Semana Santa” para negociar el recorte de empleo que llevará aparejada la operación. Así lo han confirmado hoy el consejero delegado, Gonzalo Gortázar, y el nuevo presidente, José Ignacio Goirigolzarri, en una rueda de prensa en Valencia, si bien no han querido adelantar ninguna cifra antes de comunicarla a los representantes de los trabajadores.

“Esperamos empezar las conversaciones a la vuelta de la Semana Santa”, ha explicado Gortázar, que ha señalado que el trabajo previo está “prácticamente finalizado a la espera de los últimos retoques”. No obstante, no ha querido adelantar ninguna cifra con el objetivo de “primero hablarlo con los representantes sindicales”.

En todo caso, el alcance del ERE “se conocerá en las próximas semanas” y el objetivo del banco es “poder cerrar el proceso al final del segundo trimestre del año” para “tener bien resuelto este capítulo lo antes posible”. Gortázar ha reconocido que es un “proceso complejo e importante” en el que “priman las personas”. “Lo haremos bien como lo hemos hecho en otras ocasiones”, ha apuntado, añadiendo que la reestructuración se guiará por dos criterios: “que no sea traumático, que prime la voluntariedad”; y en segundo lugar “la meritocracia”, con la intención de “retener a los mejores”. “No hay un mensaje específico por edades”, ha respondido tras ser preguntado por un posible proceso de prejubilaciones.

El nuevo presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri (su nombramiento se confirmará en los próximos días), ha reflexionado al respecto que siempre es “doloroso” acometer un recorte de la plantilla, pero ha defendido su necesidad “por responsabilidad”. “La responsabilidad que todos tenemos es hacer proyectos sostenibles y los proyectos sostenibles necesitan ser rentables”. “La principal responsabilidad de los gestores es adaptarse al entorno para asegurar la sostenibilidad del proyecto”, ha defendido.

En todo caso, Goirigolzarri ha descartado que pueda compararse el nuevo ajuste al ERE que tuvo que acometer en Bankia en 2012. “Recuerdo muy bien el ere de 2021, pero no tiene que ver la situación de Bankia en ese momento con la actual de CaixaBank”. “Aquel ERE fue ciertamente complejo por las exigencias de Bruselas en compensación de las ayudas públicas”, ha recordado antes de insistir en la intención de llegar a un acuerdo con los trabajadores.

De acuerdo con los informes financieros de remitidos por las propias entidades, CaixaBank contaba en 2020 con una plantilla en España de 30.812 personas, mientras que Bankia contaba con 15.950 empleados.

Integración de la marca y desinversión del FROB

Por otro lado, Goirigolzarri ha apuntado que este mismo fin de semana o al menos en los próximos días ya habrá un cambio en la marca en los “edificios más significativos” de Bankia, como la sede en la madrileña Plaza de Castilla. “Para junio o julio” la intención es que ya luzca la marca CaixaBank “en todas las oficinas”. Mientras, en los canales digitales “va a haber una convivencia en el plazo de una semana”.

Respecto a los plazos para la desinversión del Estado, Goirigolzarri ha señalado que esa es una pregunta para el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). No obstante sí ha recordado que el fondo “no ha desinvertido” con la fusión de CaixaBank y Bankia, si bien pasa a tener un 16,1% de la nueva entidad, frente al más del 60% que controlaba en Bankia. Además, ha apuntado que “desde que se anunció la operación en septiembre la participación del Estado se ha revalorizado en unos 1.600 millones de euros”.

CaixaBank culmina los trámites legales de la absorción de Bankia

CaixaBank ha culminado hoy los trámites legales de la fusión con Bankia, tras la inscripción de la escritura de fusión en el Registro Mercantil. La operación fue aprobada por amplia mayoría por las Juntas Generales Extraordinarias de Accionistas de CaixaBank y de Bankia el pasado diciembre y ha obtenido todas las autorizaciones pertinentes.

La operación cumple así con el calendario establecido el pasado septiembre para materializar la fusión legal en el primer trimestre de 2021 y mantiene el objetivo de ejecutar la integración operativa entre las dos entidades antes de finalizar 2021.

La nueva CaixaBank tendrá cerca de 20 millones de clientes en España y 623.800 millones de euros en activos totales. Un volumen que le convertirá en el banco de mayor tamaño del mercado doméstico, con una posición relevante a nivel europeo, y una capitalización bursátil superior a los 20.500 millones de euros.

La nueva CaixaBank comienza a cotizar en bolsa el próximo lunes

Los consejos de administración de ambos bancos aprobaron el 17 de septiembre de 2020 la ecuación de canje de 0,6845 acciones ordinarias nuevas de CaixaBank por cada acción de Bankia. El precio pactado incluye una prima del 20% sobre la ecuación de canje a cierre del 3 de septiembre, antes de la comunicación al mercado de la existencia de negociaciones sobre la operación. Además, supone una prima del 28% sobre la media de ecuaciones de canje de los tres meses anteriores al anuncio.

Si se considera el número total de acciones en circulación de Bankia que podrían acudir al canje, el número máximo de acciones de CaixaBank a emitir para atender el canje de la fusión asciende a la cantidad de 2.079.209.002 acciones ordinarias de CaixaBank de un euro de valor nominal cada una de ellas.

Las acciones de Bankia dejarán de cotizar el 26 de marzo a cierre de mercado y las nuevas acciones de CaixaBank emitidas como consecuencia de la fusión cotizarán el próximo 29 de marzo. Las acciones entregadas darán a sus titulares los mismos derechos que corresponden al resto de accionistas de CaixaBank.

Nuevo consejo de administración y nuevo comité de dirección

El consejo de administración estará formado por 15 miembros, de los que un 60% serán independientes. La representación de mujeres alcanza el 40%.

La Junta General Extraordinaria de Accionistas de CaixaBank aprobó el pasado 3 de diciembre el nombramiento de los nuevos consejeros tras la integración –José Ignacio Goirigolzarri Tellaeche, Joaquín Ayuso García, Francisco Javier Campo García, Eva Castillo Sanz, Teresa Santero Quintillá y Fernando Ulrich– que se suman a los actuales consejeros de CaixaBank: Gonzalo Gortázar Rotaeche (consejero delegado), Tomás Muniesa Arantegui (vicepresidente), José Serna Masiá, María Verónica Fisas Vergés, Cristina Garmendia Mendizábal, María Amparo Moraleda Martínez, Eduardo Javier Sanchiz Irazu, John Shepard Reed y Koro Usarraga Unsain.

Tal y como se indicó en el proyecto de fusión, la entidad combinada resultante de la fusión estará presidida por José Ignacio Goirigolzarri, actual presidente de Bankia, una vez sea designado por el nuevo Consejo de Administración de CaixaBank, que tiene previsto reunirse en los próximos días.

El actual consejero delegado, Gonzalo Gortázar, será el primer ejecutivo de CaixaBank, con reporte directo al Consejo de Administración, y presidiendo el Comité de Dirección.

Además, en su reunión del pasado 18 de febrero, el consejo de administración de CaixaBank propuso una nueva composición del comité de dirección. Esta propuesta habrá de aprobarse por el consejo de administración en su primera reunión una vez materializada la fusión.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish