Caffarel espera que al rector de la URJC “no le tiemble el pulso” y limpie “las manzanas podridas”

Universidad Rey Juan Carlos
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

“Es todo muy raro”. La catedrática de la Universidad Rey Juan Carlos Carmen Caffarel no esconde su sorpresa ante las constantes revelaciones que hay en torno al máster de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. Hoy mismo El Confidencial desvela que el tribunal del trabajo de fin de máster de la líder del PP regional nunca existió. Algo que, según la ex directora del Instituto Cervantes y de RTVE, “ha venido a añadir una duda más sobre el número muy grande de dudas que tenemos los que trabajamos en la URJC sobre este procedimiento que es oscuro, que es inexplicable en términos académicos”.

Así lo ha dicho Caffarel este jueves en una entrevista en la SER en la que ha explicado que “para cambiar notas tenemos que hacer un procedimiento mucho más pautado” en el que “ni siquiera un personal de administración y servicios puede abrir un acta”. Y es que, en caso de que esto pudiera hacerse los expedientes de los estudiantes “estarían sujetos a una manía que alguien les pudiera tener”.

La catedrática de la URJC ha remarcado que “para que un estudiante pueda defender el TFM previamente tiene que tener todo aprobado”, ya que “lo que es impensable es que alguien pueda leer el máster si no tiene aprobadas todas las asignaturas”.

Carmen Caffarel ha criticado que se haya puesto en entredicho la labor del profesorado de esta universidad, que trabaja por cumplir “los trámites y garantizamos el bien hacer de los estudiantes”, y ha admitido que existe preocupación por esta polémica. También entre los estudiantes, cuyos títulos se están viendo desprestigiados. De ahí que haya pedido actuar al respecto.

“La reputación de la URJC ya hace mucho tiempo que está puesta en entredicho, empezando por los plagios del anterior rector”, ha destacado la catedrática, que ha afirmado que “esto es un no parar, siempre aparecemos en los medios por nada parecido a la calidad de la docencia”. En su opinión, lo que se necesita ahora es que la investigación sobre el máster de Cifuentes “sea clara, contundente, transparente” y que “al rector no le tiemble el pulso a la hora de tomar medidas para limpiar en la casa las manzanas podridas a fin de que no vayan contaminando otros procedimientos”.

“No hay otra manera”, ha insistido Caffarel, que ha sostenido que “no es de recibo que por actuaciones de favoritismo puntuales nos veamos en entredicho”.

Respecto a las afirmaciones de la presidenta madrileña de que pactó no ir a las clases y métodos de evaluación diferentes, la ex directora del Instituto Cervantes ha señalado que tiene que haber constancia de ello. En concreto, un papel, un documento que lo acredite.