Currently set to Index
Currently set to Follow

CAF gana 57 millones hasta septiembre y recupera la actividad tras el impacto de la pandemia

CAF

CAF

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

CAF obtuvo un beneficio neto de 57 millones de euros en los nueve primeros meses del año, frente a las pérdidas de 21 millones de euros anotadas en el mismo periodo del año anterior, gracias a la recuperación de la actividad registrada tras la fase más aguda de la pandemia.

En concreto, los ingresos del fabricante de trenes y autobuses con sede en Beasain (Guipúzcua) se impulsaron un 12% en este periodo, hasta los 2.033 millones de euros, debido sobre todo al impulso del 14% en la actividad ferroviaria, con el segmento de autobuses creciendo un 4%.

El resultado bruto de explotación (Ebitda), por su parte, se disparó un 27%, hasta los 175 millones de euros, lo que representa una rentabilidad sobre las ventas del 8,6%, un punto porcentual más que el año pasado gracias al incremento de la actividad y la menor afección del Covid-19.

Otro de los hitos más importantes en este periodo para la compañía, según la cuenta de resultados que ha remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), es el incremento del 11% en la cartera de pedidos, que alcanza los 9.738 millones de euros.

En este sentido, la contratación en los nueve primeros meses del año fue de 2.964 millones de euros, superando ampliamente los 2.123 millones de todo el ejercicio 2020, así como la cifra de 2018. No obstante, se encuentra lejos de los datos excepcionales de 2019, cuando la contratación llegó a ser de 4.066 millones de euros.

En este último trimestre, los principales contratos que contribuyeron a este impulso en la cartera fueron los 60 trenes propulsados por baterías en Alemania y otro contratos en el negocio de autobuses para Polonia, Francia, Dinamarca, Italia, República Checa y Rumanía, entre otros.

El resultado financiero neto a cierre de septiembre era negativo, de 24 millones de euros, lo que supone una mejora de 40 millones de euros, debido principalmente a las importantes diferencias negativas de cambio registradas en 2020, además de unos menores costes financieros por reducciones en tipos de interés y menor exposición en divisa extranjera.