Currently set to Index
Currently set to Follow

Bruselas sitúa a España como la última gran economía del euro en recuperar el PIB previo a la pandemia

La ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño. Autor: Congreso

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Jarro de agua fría de la Comisión Europea a la senda de recuperación económica del Gobierno. La actualización de otoño de las previsiones económica de Bruselas, publicada hoy, augura un crecimiento del producto interior bruto (PIB) de España de un 4,6%, un recorte de 1,6 puntos porcentuales respecto a la anteriores previsiones de julio.

La Comisión Europea espera que el crecimiento se acelere el próximo año hasta un 5,5%, para reducirlo a un 4,4% en 2023. Las cifras contrastan con el último cuadro macroeconómico presentado por el Gobierno, que contempla una expansión de la economía del 6,5% este año y del 7% en 2022.

Además, España será la última de las cuatro grandes economías de la eurozona en recuperar el nivel de PIB anterior a la crisis. Mientras que Alemania, Francia e Italia alcanzarán este logro antes de que acabe el próximo año, en el caso de España habrá que esperar hasta el primer trimestre de 2023, de acuerdo con el Ejecutivo comunitario.

Incertidumbre sobre el turismo

“Si bien la incertidumbre ha disminuido significativamente gracias al control de la situación sanitaria a nivel nacional, aún existen varios riesgos para las perspectivas”, avisa Bruselas. En concreto, “la persistencia o el resurgimiento de la pandemia en otros países podría influir en el crecimiento económico, en particular al retrasar la recuperación total del sector turístico”.

Además, “los cuellos de botella del lado de la oferta y los precios de la energía y el transporte podrían retrasar la recuperación a corto plazo, mientras que los desajustes del mercado laboral podrían afectar la implementación de inversiones verdes y digitales” ligadas al Plan de Recuperación europeo.

Por el lado positivo, la Comisión apunta que el Plan de recuperación “podría generar efectos de agrupamiento más poderosos y un impacto más fuerte de las reformas clave en el crecimiento potencial”.

Inflación, paro y déficit público

La subida de los precios del gas y la electricidad, que seguirán en “niveles récord” hasta el segundo trimestre de 2022, también se dejarán notar en una subida de la inflación. Bruselas espera un aumento de los precios de un 2,8% este año. Sin embargo, la ‘holgura’ del mercado laboral “debería ayudar a contener los salarios y limitar” una espiral de precios al alza. Por ello, prevé que baje  hasta el 2,1% en 2022 y el 0,7% 2023.

La Comisión espera en concreto sobre el mercado laboral que la tasa de desempleo disminuya a lo largo del horizonte de proyección del 15,2% en 2021 al 13,9% en 2023.

En lo que se refiere a las finanzas públicas Bruselas prevé que “la eliminación gradual de varias medidas introducidas para contener el impacto de la pandemia y el sólido desempeño de los ingresos reduzcan el déficit al 8,1% del PIB en 2021. La deuda, que aumentará marginalmente al 120,6% del PIB en 2021”, aunque “disminuirá gradualmente a partir de 2022”.

“El crecimiento económico sostenido en 2023 y la contención del gasto corriente total serán los principales impulsores de una mayor reducción del déficit público, hasta el 4,2%, y del ratio de deuda hasta el 116,9%”, apunta el informe.