‘Black Mirror’ llega al mundo del crédito bancario

Banca online tajeta interntet
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

‘Black Mirror’, la popular serie británica sobre cómo afecta la tecnología a la vida de las personas, podría estar más cerca de lo que parece a la hora de pedir un crédito al banco, según señala el comparador de productos financieros HelpMyCash.com.

El primer capítulo de la tercera temporada de la serie británica (‘Caída en picado’), mostraba una sociedad donde cualquier interacción con otro ser humano era observada y calificada por los demás. Esta puntuación formaba parte de la vida cotidiana y mientras mejor puntuación tenían, mejores condiciones de vida podían obtener. Así, el buen comportamiento y los buenos modales eran una obligación para cualquiera que quisiera triunfar en esa sociedad.

Si bien Black Mirror es una serie de ciencia ficción, la tecnología en la que se basan las ideas se ha vuelto una realidad en China, señala HelpMyCash.com, que destaca que el gobierno del gigante asiático ha ideado un sistema usando el mismo argumento que el capítulo de Black Mirror. El sistema Zhima Credit servirá para puntuar y monitorizar todos los movimientos de cada ciudadano chino como las opiniones políticas, el comportamiento cívico, multas o si donan sangre, pero su objetivo principal será registrar los movimientos financieros de cada persona, desde las compras realizadas hasta las deudas o los ingresos y así poder calificar a cada ciudadano para otorgarle o no préstamos personales, explica el comparador.

La aplicación Zhima Credit puntuará a sus ciudadanos en un ranking social de entre 350 y 950, unos puntos que sumarán cuando el comportamiento financiero y social sea bueno, pero que podría llevar hasta una lista negra por malos comportamientos o incluso por juntarse con personas ya incluidas en esta lista. Aparecer con una puntuación baja no solo impediría conseguir una tarjeta de crédito, un crédito al consumo o una hipoteca, sino que impediría realizar cualquier tipo de gran compra como de billetes de avión o la matrícula de la universidad.

En España por el momento no hay ningún sistema que puntúe el comportamiento de los clientes de manera global y que sirva para concederles o no ciertos productos financieros. No obstante, en el sector financiero sí que existen distintas listas que sirven a las entidades para conocer una parte de su perfil económico, señala HelpMyCash.com.

Por un lado está el conocido ASNEF, una base de datos sobre pagos no efectuados gestionada por Equifax. Es decir, si el consumidor ha incurrido en un impago, la entidad con quien tiene la deuda podrá incluirlo en este fichero. Aparecer en ASNEF implica que tiene una o varias deudas impagadas y esto afectará a su perfil crediticio, reduciendo sus posibilidades de obtener financiación.

Por otro lado, las entidades bancarias también se sirven de la Central de Información de Riesgos del Banco de España (CIRBE), una base de datos en la que se incluyen todos los préstamos o créditos que se hayan solicitado o estén vigentes. Estas dos palancas sirven a la banca para conocer el perfil de los solicitantes y decidir si aprueban la petición de financiación.