Bescansa y el máster de Cifuentes cambian la estrategia de Errejón

Iñigo Errejón, Secretario de Análisis Estratégico y Cambio Político de Podemos
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Cuando Pablo Iglesias e Iñigo Errejón acordaron como ‘salida digna’ la candidatura a la Comunidad de Madrid del que fuera número dos del partido, Errejón no imaginaba que ésta fuera a precipitarse como lo ha hecho. Sin embargo, diversas crisis, tanto internas como externas, han empujado a Errejón a un escenario no deseado.

El secretario de Análisis Estratégico y Cambio Político de Podemos, Iñigo Errejón, quería mantenerse al margen del primerísimo primer plano mediático hasta pocos meses antes de las elecciones autonómicas. El político ‘morado’ consideraba un riesgo exponerse con mucha antelación y aumentar las posibilidades de ‘quemar’ la candidatura.

Sin embargo, la crisis del Máster de Cristina Cifuentes ha precipitado los acontecimientos, e Iñigo Errejón se ha visto obligado a aceptar un adelanto de las primarias de Podemos. Lo ha hecho a cambio de poder tener mayor capacidad de decisión a la hora de confeccionar una lista de su agrado.

“No habría ido en otra lista que en esta, tiene las condiciones para ser la ganadora”.

A pesar de sus palabras, el deseo de poder decidir íntegramente el equipo que le va a acompañar en la candidatura tampoco se ha cumplido. El devenir de los hechos ha ido modulando la voluntad del secretario de Análisis Estratégico y Cambio Político.

Lo que en un inicio parecía un choque frontal con Ramón Espinar, timorato a perder influencia en el partido regional en favor de los errejonistas, ha acabado siendo un acuerdo unitario con el ex número dos de Podemos.

La rueda de prensa de este jueves escenificó un acuerdo estratégico – ambas partes son conscientes de la necesidad mutua – entre ‘pablistas’ y ‘errejonistas’ que, sin embargo, no esconde las rivalidades y desconfianzas internas que siguen existiendo entre ambas facciones tras tantos años de ‘pullas’ y conspiraciones.

Errejón admite que el lapsus de Carolina Bescansa ha precipitado el acuerdo. “Las circunstancias nos exigían un acuerdo. Ha habido acontecimientos que lo han precipitado”, aseguró en la rueda de prensa.

Confrontar con Cifuentes

Otra circunstancia que altera la estrategia de Iñigo Errejón es el deterioro tan grande que está sufriendo Cristina Cifuentes a colación del Máster de la URJC. No tanto por la presidenta de la Comunidad de Madrid sino por el empujón que esta circunstancia – unido a Cataluña – está dando a Ciudadanos, que puede presumir de ser el único partido sin divisiones internas aparentes y con el que no es tan fácil-útil confrontar.

Antes de que estallara el caso del Máster, Errejón imaginaba una campaña polarizada entre PP (Cifuentes) y Podemos (Errejón) al estilo Esperanza Aguirre – Manuela Carmena de las elecciones municipales de 2015.

Sin embargo, las circunstancias actuales parecen dejar al partido ‘naranja’ en el lugar adecuado en el momento oportuno.

Por si fuera poco, otro de los retos que se le presentan a Iñigo Errejón es superar al PSOE de Ángel Gabilondo, que en las próximas semanas presentará una moción de censura contra Cristina Cifuentes y que puede despertar una imagen presidenciable en el imaginario colectivo de los ciudadanos.

Este sería otro escollo a superar por Iñigo Errejón, que ha llegado donde quería, pero quizá antes de lo que deseaba.