BBVA pone sobre la mesa su propuesta de dividendos a la espera de conocer el recorte laboral

Carlos Torres Vila, CEO de BBVA y Onur-Genc, Country Manager USA

Carlos Torres Vila, presidente de BBVA y Onur-Genc, consejero delegado. Autor: BBVA

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

BBVA ya ha comunicado la propuesta de reparto de dividendos que llevará a su próxima junta de accionistas. Un pago que se concreta a la espera de que el banco anuncie también sus planes de recortes de costes entre rumores de un expediente de regulación de empleo (ERE) inminente.

El consejo de administración de BBVA propondrá en la Junta General de Accionistas el pago de un dividendo de 0,059 euros por acción con cargo a prima de emisión a repartir el 29 de abril (27 de abril fecha ex – date), según comunicó ayer al cierre a la Comisión Nacional del Mercado de Valore (CNMV).

Asimismo, se someterá a aprobación en la junta el reparto de un dividendo equivalente al 35% del ‘payout’ sobre el beneficio consolidado del primer semestre, y la aprobación de una reducción del capital social hasta un importe máximo del 10% del mismo en línea con el programa de recompra de acciones previsto, señalan los analistas de Renta 4 en una nota.

BBVA generó un exceso de capital de 8.000 millones de euros tras la venta de su filial en EEUU y el banco ya avisó durante la presentación de los resultados de 2020 que este dinero se utilizaría en tres frentes diferentes: el reparto a los accionistas a través de dividendos y recompras de acciones; la búsqueda de oportunidades de crecimiento “rentable”; y un plan de recortes de costes que previsiblemente conllevará un adelgazamiento de la plantilla.

Rumores de ERE

En lo que se refiere al recorte de costes, “nos hemos comprometido a desarrollar un plan en el primer semestre pero estamos trabajando en él”, señaló el consejero delegado, Onur Genç, en su conferencia. “Estamos evaluando todas las alternativas”, señaló al ser preguntado por un posible expediente de regulación de empleo (ERE) en España, en un movimiento que tiene como objetivo “responder a las necesidades cambiantes del negocio”.

Aunque todavía no hay nada concreto sobre la mesa, el diario Expansión aseguró hace unas semanas que el banco prepara un ERE para su negocio en España que podría afectar a un total de 3.000 trabajadores, aproximadamente un 10% de la plantilla.

A diferencia de rivales como el Santander o el Sabadell, hasta ahora el banco que preside Carlos Torres no había acudido a ningún proceso de despido colectivo. Ello no impidió que el año pasado fuese el banco español que más adelgazó su plantilla: de acuerdo con su informe financiero de 2020, la plantilla se situaba en 29.330 trabajadores, 935 menos que en el ejercicio anterior.