Bankia no podrá comprarse el Popular antes del próximo año sin la autorización de la UE

Bankia
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

En las últimas semanas se ha especulado con la posibilidad de que Bankia acabe haciéndose con Banco Popular después de que el propio ministro de Economía, Luis de Guindos, anunciase el interés de la entidad rescatada por estudiar una operación con su competidor. Sin embargo, el banco que preside José Ignacio Goirigolzarri necesitará la autorización de la Unión Europea para embarcarse en un proyecto así.

Tal y como publica el diario Expansión, a cambio del rescate con dinero público que recibió la entidad en 2012, Bankia se vio obligado a un profundo proceso de ajuste que conllevó entre otras cosas una reducción significativa de empleos y sucursales.

Las entidades tuvieron que realizar los ajustes en un plazo determinado de tiempo y en el caso de Bankia se estableció que durante los siguientes cinco años, hasta julio de 2017, la entidad no podría llevar a cabo operaciones corporativas y que hasta enero de 2018 debería mantener un balance inferior a los 252.000 millones de euros.

En el momento de la intervención, Bankia sumaba 340.000 millones de euros de recursos en balance, mientras que en la actualidad se sitúa en 190.000 millones de euros. Eso significa que puede asumir la compra de BMN, proceso que ya está en marcha, pero que la compra de una entidad del tamaño del Popular está fuera de su alcance a no ser que tenga un permiso expreso de la Unión Europea.

Así, según asegura Expansión, las autoridades económicas españolas y la propia Bankia deberían negociar con las autoridades de la competencia de la Unión Europea el levantamiento de la limitación del tamaño del balance del banco resultante, ya que superaría muy de lejos el máximo autorizado.