Ayuso ‘resucita’ los recortes en educación en Madrid para el próximo curso

Reapertura de colegios en Finlandia

Alumnos de un colegio respetando la distancia de seguridad.

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los recortes en educación vuelven a escena en la Comunidad de Madrid. El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso va a cerrar, de cara al nuevo curso escolar (2021/2022), todos los nuevos espacios creados en septiembre para respetar las medidas sanitarias ante la pandemia del covid-19.

Según denuncian los sindicatos, la presidenta de la Comunidad ha decidido aumentar las ratios y suprimir grupos, de forma previa al proceso de escolarización”. Para UGT se trata de “una gran irresponsabilidad”. No solo “por cuánto pone en riesgo la salud del personal de los centros educativos, el alumnado y las familias”, sino, además, porque “supone un ataque a la calidad de la enseñanza”.

“Es una actitud temeraria clásica de la responsable del Gobierno madrileño, contraria al buen desarrollo y gestión de la enseñanza”. Según apunta esta organización sindical, “basta recordar que a finales de agosto decidió desdoblar los grupos de alumnos, cinco días antes del inicio de curso, y bajo la presión de una huelga de docentes, para lo que retrasó el inicio del mismo; estableció la figura del coordinador covid, sin formación ni herramientas que le permitiesen realizar eficazmente su función”. Para UGT, “ha sumido a profesorado y familias en situaciones caóticas, imprevistas, que han provocado ansiedad y situaciones difíciles de solventar”. De esta manera, incide en que la supresión de los refuerzos covid se debió a que “no los consideraba necesarios”.

Las clases ofertadas hasta el momento en la plataforma educativa Raíces también traen el cierre del 10% salas existentes antes de la pandemia del covid-19. En consecuencia, aumentarán las ratios de todas las aulas de Primaria a 25 alumnos (+10%), a 30 (+10%) en Secundaria y a 35 (+10%) en Bachillerato.

250 familias en Leganés, afectadas por el cierre de aulas

Un ejemplo de estos recortes de cara al próximo curso se vive en Leganés. En esta localidad madrileña se suprimirán seis grupos de tres años y cuatro grupos de cuatro años de diez centros. Esto ha provocado que la Plataforma por la Escuela Pública haya denunciado que la “gestión y la planificación por parte de la Administración Regional vuelve a brillar por su ausencia”. También ha censurado la falta de democracia y participación a la hora de tomar decisiones en la Comunidad Educativa.

La reducción de la oferta antes del periodo de escolarización supone condicionar y limitar la elección de las familias a la hora de matricular a sus hijos en una escuela pública –prioritaria para la plataforma–.

La Comunidad plantea, así, volver a las “antiguas” ratios, marcadas por la ley, vaticinando que no habrá virus al inicio del nuevo curso escolar. Para esta plataforma, esta medida una “temeridad”, ya que supone poner en riesgo la salud del alumnado y sus familias. Este colectivo comparte la visión de los expertos, que niegan que se pueda anticipar la situación en la que se encontrará la pandemia en septiembre. Con las antiguas ratios resulta imposible procurar las medidas higiénico-sanitarias recomendadas por las autoridades desde el inicio de la expansión del virus.

Isabel Galvín, secretaria de la Federación de Enseñanza de CCOO de Madrid, afirma haber tenido constancia de que en cuatro centros educativos en Leganés, “con 2 unidades actualmente autorizadas en el primer nivel de 2º ciclo de Educación Infantil (3 años) para el curso 2021/2022, existe la necesidad de autorizar el funcionamiento de 2 unidades más”.  El sindicato se basa en los datos históricos del proceso de escolarización de los centros en los cursos anteriores, que fue de 37 y 38 –dependiendo del centro– solicitudes recibidas para 3 años en el curso 2020/2021 y 42 solicitudes recibidas para tres años en el curso 2019/2020.

Los centros afectados para los que solicitan una ampliación de las aulas son los CEIP Aben Azam, Victoria Pradera, Marqués de Leganés y Miguel Hernández.

Cerrarán 110 aulas públicas en Aranjuez

Esta situación se traslada a otras localidades de la región, como es el caso de Aranjuez. Allí la Plataforma por la Escuela Pública ha acusado a la Comunidad de “ligereza, improvisación y falta de planificación en los anuncios” realizados.

Desde la plataforma recuerdan que “la Consejería de Educación determinó, a una semana del comienzo del curso 2020/2021, que los centros tuvieran que rehacer toda la organización interna, porque hasta ese momento no se decidió el aumento de aulas que exigía la evolución de la pandemia”. Tanto docentes como directivos de diferentes centros educativos en Madrid han alzado la voz en repetidas ocasiones la problemática que la reorganización supuso a la hora de impartir las materias y las dinámicas de las escuelas.

Desde UGT critican que después de los esfuerzos del curso anterior se vaya a retomar la situación educativa prepandémica sin garantías sanitarias de que la situación vaya a mejorar para entonces.