Ayuso abre en el Supremo otro frente educativo contra Sánchez y no descarta ir al Constitucional

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el consejero de Educación y Portavocía, Enrique Ossorio. (Foto: Comunidad de Madrid)

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha abierto hoy un nuevo frente en materia de Educación contra el Gobierno de Pedro Sánchez. El Ejecutivo autonómico ha presentado un recurso ante el Tribunal Supremo por el Real Decreto del currículo de Bachillerato aprobado en el marco de la LOMLOE. Y lo ha hecho, “al entender que faltan contenidos y que hay una elevada carga ideológica”, destacan desde la administración regional.

“Están volando los puentes entre el pasado, el presente y el futuro y dinamitando el armazón en el que se sustenta la convivencia española”, ha criticado Ayuso en una rueda de prensa en la Real Casa de Correos. Desde la Comunidad consideran que se deja de lado “aspectos esenciales para la formación de los alumnos, especialmente perjudicial en Bachillerato, una etapa fundamental ya que da acceso a los estudios superiores y universitarios”.

Por ello, pedirá la suspensión cautelar del Real Decreto, con el fin de poder usar, mientras tanto, los libros de texto actuales. Es más, Ayuso y los suyos no descartan recurrir al Tribunal Constitucional.

Para la presidenta madrileña, “no puede silenciarse el debate sobre algo tan importante que se gestó en mitad de una epidemia, en coalición con lo más dañino que tiene España, y sin consenso”. “El Gobierno más débil de la democracia no debería destrozar así la educación de todos los españoles”, ha sostenido.

“Estamos contemplando cómo el Gobierno busca transformar la sociedad y hacerla a su medida”, ha lamentado Díaz Ayuso, quien considera que esta reforma educativa “no puede ejecutarse sin un gran debate nacional sereno, plural, transparente y abierto y donde participen todas las fuerzas cívicas, políticas y culturales”.

Además, ha indicado que las nuevas generaciones “no sabrán quiénes son y de dónde vienen” y, por tanto, “las deja en un limbo sin futuro”. “Se les está instrumentalizando ante un presente de crisis, de drogas, de adicciones y ante un futuro que está por hacer”, ha continuado la presidenta, quien considera que “esto forma parte de un rediseño de España entera”.

“Con este recurso queremos dejar claro que nuestro Gobierno no se va a callar y que va a utilizar todas las herramientas del Estado de Derecho con lealtad, pero con firmeza y va luchar por esta generación para que no hurten del debate político la mayor transformación de la sociedad española para dejarla deformada a medida de gente que odia España y el edificio cultural que nos hemos dado los países más libres, democráticos y prósperos los occidentales”, ha sentenciado.

La Comunidad de Madrid es la única que ha dado este paso y ha abierto un frente educativo ante la Justicia. Ninguna otra región, ningún dirigente del PP, lo ha hecho.